¡Búscanos en las redes sociales!

Síguenos en Twitter.com/c_indigenas o como @c_indigenas.
Búscanos en Facebook como Corresponsales Indígenas y hazte fan

17/01/2011

“Entendimos por qué la Tierra, es la Madre Tierra…”

Por Bernardo Caamal Itzá, corresponsal
 
Mérida, Yuc.- Unos 60 estudiantes, provenientes de la comunidades mayas de San Simón, Hunucmá, Yokdzonot, Peto y Valladolid,  recibieron este sábado el documento que acredita de haber concluido con su formación en la Escuela de Agricultura Ecológica y Campesina  de Maní “U Yits ka’an” (Rocío del cielo, en maya).

“Aprendí diversas formas de hacer la composta, del tipo de estiércol a utilizar y otros materiales complementarios que nos permite obtener un buen abono”, compartió, emocionado, uno de los alumnos al compartir sus experiencias en este evento.

“A mí me gustó la lombricultura, sobre todo porque he visto los resultados en mi solar. Los abonos que obtuve de las lombrices los apliqué a mis rosales y otras plantas que tengo “ -terció otro egresado- ¡Si vieras qué plantas y flores obtuve!”

 “Nunca pensé cosechar más de 100 pepinos en una superficie tan pequeña. Claro, usando abonos y espalderas, sí es posible”, señaló otro de los egresados.

Los estudiantes coincidieron en que, con sus nuevos conocimientos, les quedó claro que no motivo para ver como enemigos a las plagas: hay que aprender a convivir con ellas: “Cuando utilizamos algún tipo de control químico acabamos a las plagas pero también con otros insectos benéficos, eso, sin contar con el efecto dañino que esos químicos causan al ser humano”.

“Los conocimientos adquirimos son de gran utilidad. Ahora sabemos para qué sirven muchas plantas. Ahora, cuando empiezo a cortar algunas plantas hasta lo pienso, porque en realidad todas tienen una utilidad para nosotros”, dijo uno de los alumnos.

Los egresados revaloraron la cultura maya y manifestaron su temor a que las nuevas generaciones no reconozcan la importancia de los conocimientos que legaron los antepasados, los cuales se pierden en forma paulatina.

Alumnos e invitados provenientes de diversas comunidades mayas, compartieron este sábado sus experiencias en las mesas de trabajo que se instalaron durante las actividades de clausura. Los participantes destacaron que ahora saben por qué se le llama a la tierra “Madre tierra”, y sobre todo cómo cuidarla. Y, cuando se quiere sembrarla, es necesario fertilizar para lograr la cosecha. Así mismo reconocieron la importancia de los conocimientos adquiridos en torno a la milpa, el solar, la composta, la lombricultura, la medicina tradicional, entre otros temas que formaron parte del plan de estudios del ciclo que se inició en febrero de 2010.

Durante la clausura se realizaron diversos eventos, donde se resaltó la incansable labor de ésta institución educativa, que tiene como meta replantear un nuevo modelo de hacer agricultura, con respeto al medio ambiente.

Una de esas actividades consistió en compartir las antiguas anécdotas que hacen referencia al Kuxa’an súum –soga viviente-. De igual forma, se hizo una ofrenda y se explicó que en la antigüedad, en la orilla de los pueblos mayas o después de cierta distancia, nos encontramos una cruz y que la gente, en ese entonces, dejaba como ofrenda una piedra.

Los asistentes compartieron las experiencias que tienen al respecto, como una forma de pedir a los dioses mayas, llegar con éxito al destino, lograr las actividades programadas para ese día o agradecer por las cosechas logradas. Hubo también algunos jóvenes que recordaron a sus abuelos: “Él me decía que era necesario cuántas personas están en el monte y los que no regresen ese día, pues se sabe cuántos, y hay que ir por ellos”

Después de esta breves reflexiones en torno a éstas antiguas formas de reverenciar a los dioses, don Antonio Mukul, sacerdote maya, concluyó con la ceremonia del Kú Saká.

Asimismo, al término de la entrega de los documentos que acredita la formación de sus alumnos, los organizadores aprovecharon la ocasión para hacer entrega que de acuerdo al proyecto “Kuxa’an su’um” –que actualmente impulsa la escuela de manera conjunta con Heiffer, algunos cerdos pelones, gallinas criollas y abejas meliponas, y con ello impulsar su estrategia Cadena de Vida para desarrollar en las comunidades mayas, procesos autogestivos.

Finalmente, las actividades programadas para este día, concluyó con un refrigerio y en esta ocasión, asistieron los representantes de la Escuela de agricultura ecológica y campesina  de Maní “U Yits ka’an”, mientras que de la parte académica, estuvieron los de la Universidad Autónoma Chapingo y la Universidad Autónoma de Yucatán, la radio XEPET “La Voz de los Mayas”, así como la Sra. Diana Canto Moreno, Delegada en Yucatán de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas.

No hay comentarios.: