¡Búscanos en las redes sociales!

Síguenos en Twitter.com/c_indigenas o como @c_indigenas.
Búscanos en Facebook como Corresponsales Indígenas y hazte fan

15/09/2009

Libera URO a 313 presos indígenas por el Día de la Independencia

Oaxaca, Oax., (Ciudadanía Express).- Esta tarde, 313 indígenas presos por diversos delitos, recibirán su carta de liberación de manos del gobernador Ulises Ruiz Ortiz en el marco de la celebración de la Independencia de México.

El Procurador para la Defensa de los Indígenas, Jacobo Sánchez López, que esta tradición, beneficia a personas de escasos recursos y de origen indígena como parte del programa de eficientación en la procuración de justicia en el estado.

Detalló que con este programa, se han liberado en los últimos cuatro años a ocho mil 561 presos indígenas.

Apunto que a estos, se suman los 295 hombres y 18 mujeres que este 15 de septiembre serán liberados en una ceremonia prevista para las 18:00 horas.

Dijo por último señaló que los beneficiados con el programa de liberación, son presos que fueron encarcelados por la comisión de delitos menores como lesiones, robo simple, incumplimiento del deber de dar alimentos, entre otros, además, de que hayan observado buena conducta y no sean reincidentes.

Presentan libro sobre la negritud en Oaxaca


Por Élfego Gregorio Jiménez, corresponsal

Pinotepa Nacional, Oax.-
Recientemente en la Casa de la Cultura “María Luisa Aguirre Palancares”, se llevo a cabo la presentación del libro “De Aformexicanos a Pueblo Negro”, editado por el programa universitario “México Nación Multicultural” de la Universidad Nacional Autónoma de México.

En el evento estuvieron presentes los compiladores, Israel Reyes Larrea, Nemesio Rodríguez y José Francisco Ziga Gabriel, quienes comentaron sus experiencias sobre el foro “el reconocimiento constitucional de los pueblos negros de México”, quien fue la base para la edición de este ejemplar.

En su intervención el representante de la Organización Civil África, de José María Morelos y compilador de este material, explicó que el nombre de “Afromexicanos a Pueblo negro” obedece a los pueblos, que han decidido denominarse negros, ya que el término Afromexicanos ha sido utilizado por antropólogos y no por ellos mismos.

Por su parte Daniela Steck Baños, historiadora y cronista regional, comento que este libro consta de nueve subtítulos, la instrucción estuvo a cargo de Nemesio Rodríguez y habla sobre la construcción de un sujeto sociopolítico en la Costa Chica. Se incluye el pronunciamiento del foro sobre la construcción de una iniciativa de ley de derechos y cultura de los pueblos negros.

Asistieron las organizaciones como México Negro, África A.C., Purpura A.C. y el Programa Universitario México Nación Multicultural de la UNAM, quienes integran una Red de Organizaciones de Pueblos Negros de Oaxaca y Guerrero que desde hace tiempo han venido pugnando por el reconocimiento de los derechos del Pueblo Negro, Políticas Públicas y proceso censal.

Por acuerdo de los compiladores el libro se entrega de manera gratuita a las instituciones públicas, a investigadores y docentes interesados en el tema. También se puede obtener en la Secretaria de Cultura del gobierno del estado de Oaxaca y puede consultar en Internet en la página del programa universitario México Nación Multicultural.

Este libro fue presentado también en Cuajinicuilapa, Guerrero en el Museo de las culturas Afromeztizas, para el 18 de septiembre será presentado en el Instituto de Artes Graficas de Oaxaca y para el 25 de este mismo mes será en el Distrito Federal en la Universidad Nacional Autónoma de México.

Ausencia de políticas jerarquizadas castiga a indígenas: Rojas Gutiérrez

Ciudad de México, DF., (La Crónica de Hoy).- El presidente de la Junta de Coordinación Política de la Cámara de Diputados, Francisco Rojas Gutiérrez, del PRI, rechazó la aplicación de mayores impuestos y afirmó que la ausencia de políticas públicas debidamente jerarquizadas, aplicadas y coordinadas, “ha castigado fuertemente al sureste mexicano, en particular a la población rural e indígena”.

Durante la ceremonia del 185 Aniversario de la libre incorporación de Chiapas a México, en el Salón Verde del Palacio Legislativo de San Lázaro, el priista llamó a los tres órdenes de gobierno y a los Poderes de la Unión “a emprender acciones que promuevan el desarrollo económico y social del país”.

Por separado el gobernador de Chiapas, Juan Sabines Guerrero, del PRD, apoyó la postura de rechazo a mayores cargas impositivas expuesta por Francisco Rojas, y advirtió que “los pobres no son botín político de nadie”.

Consideró que la inversión pública a favor de los más pobres no puede quedar supeditada a la construcción y aprobación de un impuesto para el combate a la pobreza o una “ley antipobreza” y advirtió que en eso “no puede haber condición que valga”.

Durante su discurso oficial, el gobernador Sabines aseguró que la sociedad mexicana, y en particular la chiapaneca, “deben superar la desigualdad social para empatar las estructuras, con respeto a la diversidad cultural”.

En relación con el EZLN, el mandatario chiapaneco dijo que el grupo armado optó por la vía pacífica, “pero el silencio de sus armas no significa el silencio de sus causas”, reconoció.

Afirmó que el Ejército Zapatista escogió una propuesta política “responsable y respetable”, sustentada en la autodeterminación de los pueblos indígenas y las Juntas de Buen Gobierno, decisión que a la fecha ha rendido frutos, pero los orígenes de sus acciones permanecen ahí, admitió.

Antes, el presidente de la Junta de Coordinación Política, Francisco Rojas, subrayó que el desarrollo social sufre graves rezagos en la tierra de Belisario Domínguez, de Rosario Castellanos y de Jaime Sabines.

“Tenemos una gran deuda con Chiapas. Hemos vivido de espaldas a las comunidades que la integran. La crisis que nos golpea es más severa en los estados más pobres y ahonda en la desigualdad, pero debe ser oportunidad y reto para comenzar a corregir las deformaciones de nuestro crecimiento”, sostuvo.

Pese al Seguro Popular, no baja la mortalidad materna en el país

Ciudad de México, DF., (La Jornada).- La mortalidad materna no se ha reducido en México, ni siquiera con la afiliación al Seguro Popular, el cual tampoco garantiza mejor acceso a servicios de salud de calidad. Aunque la mayoría de las deficiencias se detectan en las localidades de menor índice de desarrollo humano, también en las ciudades existen limitaciones, revela un análisis del Centro Nacional de Equidad de Género y Salud Reproductiva (CNEGSR) de la Secretaría de Salud (Ssa).

Respecto del Seguro Popular, el organismo detectó que hay dificultades para la inscripción en el programa Embarazo Saludable, y pone de ejemplo a Guerrero, donde podría tardar una década afiliar a todas las mujeres indígenas. A la fecha el avance es de apenas una tercera parte.

Desde la puesta en marcha del Seguro Popular, en 2004, ha aumentado el número de muertes maternas entre las afiliadas, cuyo número también crece anualmente. En ese año hubo 20 decesos; en 2005, 77; y en 2006, 111.

Se perfila fracaso en metas

De acuerdo con las metas planteadas en los Objetivos de Desarrollo el Milenio, para 2015 deberían ocurrir a escala nacional sólo 417 defunciones por año asociadas al embarazo, el parto y el puerperio. Para ello se tendría que reducir en al menos 7.7 por ciento el número de fallecimientos anualmente.

Las cifras oficiales indican que entre 1990 y 2007 la tasa de mortalidad bajó 37.5 por ciento, equivalente a 2.2 puntos porcentuales por año. Significa que de continuar esta tendencia México no alcanzará la meta de 2015. Así lo han reconocido las autoridades desde el sexenio pasado.

El análisis del CNEGSR, contenido en la Estrategia integral para acelerar la reducción de la mortalidad materna en México, destaca que 80 por ciento de los decesos son prevenibles, y subraya que 25 por ciento ocurren entre beneficiarias de Oportunidades, el programa más importante de desarrollo social en el país, uno de cuyos componentes es la salud.

Entre 2000 y 2004, más de la mitad de las muertes maternas ocurrieron en Oaxaca, Chiapas, Puebla, Guerrero, Veracruz, Distrito Federal y estado de México, mientras en Querétaro, San Luis Potosí, Tlaxcala e Hidalgo hubo 100 fallecimientos en el mismo periodo, aunque unos 65 eran evitables.

Así, el CNEGSR señala que el sector salud debe trabajar en dos escenarios: el de las comunidades indígenas y pobres y el de las grandes ciudades, donde a causa del desmantelamiento del primer nivel de atención se redujeron las opciones para las embarazadas.

La remodelación efectuada en hospitales de las ciudades en años recientes propició que éstos no se ocuparan de mujeres que requieren atención de primer nivel. A ello se suma la carencia de cunas en las unidades de cuidados intensivos neonatales.

El diagnóstico menciona que en algunos estados la disminución de las defunciones no tiene una tendencia sostenida. Es el caso de Chiapas, donde en el sexenio 2001-2006 la atención de la muerte materna tuvo alta prioridad política, que se reflejó en discursos y planes específicos, los cuales no se institucionalizaron para garantizar su continuidad y beneficios entre las embarazadas.

El centro reconoce que la mortalidad materna es reflejo de la pobreza y "está estrechamente ligada a la posibilidad de las mujeres de ejercer plenamente sus derechos (sexuales y reproductivos): la muerte materna asociada al aborto es muestra de ello".

En el apartado relativo a las acciones necesarias para abatir de manera efectiva este problema de salud, el documento incluye lograr una calidad óptima en la atención médica.

Lo anterior involucra la organización administrativa y la calidad técnica y científica en la prestación del servicio, así como fortalecer el primer nivel de atención.

En ese punto, la estrategia plantea retomar el trabajo de las comadronas, en particular de las entrenadas en la Escuela de Parteras Profesionales CASA, cuya calidad ha validado la Secretaría de Educación Pública.

Siete de cada 10 mexicanos dice que es mestizo

Mérida, Yuc., (Diario de Yucatán).- Uno de cada nueve mexicanos se considera indígena, uno de cada ocho se piensa blanco y siete de cada 10 considera que es mestizo, según una encuesta sobre "La Independencia en la opinión pública", realizada en julio por Mitofski.

De acuerdo con ese estudio, hecho a mil mexicanos en sus casas y dado a conocer hoy por la encuestadora, lo que más enorgullece a los mexicanos son "las tradiciones y la cultura".

Para los mexicanos, "la independencia es asociada a libertad y en este contexto, uno de cada cuatro mexicanos consideran que somos igual o menos independientes que
hace 200 años.

Asimismo, la opinión que se tiene hoy de España, país conquistador y del cual México se “independizó”, es sumamente positiva.

Vale la pena destacar, dice Mitofski en relación con la percepción racial de los mexicanos, la gran diferencia en la “autoclasificación” por regiones y por ivel socioeconómico: en el norte sólo 5% se clasificó como “indígena”, pero en el centro del país (que incluye Veracruz, Puebla, Tlaxcala, Estado de México, Michoacán y Morelos por citar algunos estados) el porcentaje llegó a 16%.En el nivel socioeconómico alto 4% se dice “indígena”, muy por abajo del 18% que registra el nivel menos favorecido.

Otra forma de mostrar lo anterior, añade, es el nivel económico de cada “grupo étnico”. El 30% de los blancos se ubica en el nivel alto, en cambio este porcentaje apenas llega al 6% entre los “indígenas”.

Cuando le pedimos a los mexicanos expresen lo mejor que ven de su país, continúa, "las tradiciones y la cultura" aparecen con 16%, seguidas de la sencillez y honestidad de las personas con 14%.

Si agrupamos a los conceptos relacionados con el país, su turismo y sus recursos suman 44%, y los relacionados con las personas, su trabajo y su honestidad acumulan 31%. La libertad es mencionada como el motivo de orgullo por el 7%.

El aniversario 200 del inicio de la guerra provoca 5 distintos tipos de sentimientos a los mexicanos. El primero es el “orgullo” el cual dice sentir el 21%; después la posibilidad de la fiesta provoca alegría al 15%; en tercer lugar se mencionó un sentimiento de libertad (7%), seguido de tristeza (6%) y felicidad (6%).

Por grupo étnico la diferencia es sustantiva; la fiesta la esperan más los “blancos” y la tristeza por los muertos que provocó la guerra es mencionada por quienes se clasificaron como “indígenas”.

Respecto a la independencia, la escolaridad genera una
posición más crítica; entre los ciudadanos con estudios universitarios 23% consideran que hoy México es menos
independiente que hace 200 años.

Las mejores opiniones respecto a una lista de 11 naciones que se le planteó a los mexicanos la ocupan España y Francia, dos países que ocuparon a México, y la peor la tienen Cuba, Venezuela y Estados Unidos y entre los tres se cuela Argentina en noveno lugar.