¡Búscanos en las redes sociales!

Síguenos en Twitter.com/c_indigenas o como @c_indigenas.
Búscanos en Facebook como Corresponsales Indígenas y hazte fan

17/12/2009

Estrenan puente los pueblos mixtecos


El puente de dos carriles es único en los pueblos de la Mixteca con diez metros de largo con costo de más de tres millones de pesos y con cooperación de los migrantes.

Con el puente ahora más de tres mil habitantes de ocho comunidades estarán comunicados.

Por René López, corresponsal

Tlaxiaco, Oax.-
La gente ya no pasaran la noche esperando a que el rio baje, los enfermos y las mujeres embarazadas será atendidos oportunamente y ya no habrá tantos accidentes, son algunos de los beneficios del puente de dos carriles y 10 metros de largo que fue inaugurado en Santo Domingo Nundoo, Chilapa de Díaz, Teposcolula.

Después de varios años de gestión finalmente, mas de tres mil habitantes indígenas mixtecos de 8 comunidades alejadas fueron comunicados con la puesta en marcha de este puente que costo mas de tres millones de pesos con recursos federal, estatal y una aportación de un aproximado de 200 mil pesos por parte de migrantes.

Ranulfo Vásquez Ramírez, agente municipal, agradeció la contribución de los migrantes para la realización de esta obra, es un recuerdo de ayuda para las futuras generaciones que traerá beneficios a varias comunidades entre ellas, Santo Domingo Nundoo, Yodohino, Nicananduta, Chilapa, Tamazulapan y otras poblaciones mixtecas que cuando en tiempo de lluvias sus vehículos se quedaban atorados, caballos y burros también sufrían ante lo complicado del paso, muchas veces las personas pasaban la noche a un lado del rio hasta que sus aguas bajaran, hoy la contribución de las instituciones y de la comunidad has hechos posible este paso.

Fidel García Ontiveros, director del Centro coordinador Indigenista de la CDI en Nochixtlán, dio a conocer que a través del PIBAI, programa de infraestructura básica para la atención de los pueblos indígenas se aportó un 70% de recurso federal y 30% el estatal, así como recursos de los migrantes.

Obra que fue posible gracias al proyecto que la propia comunidad presentó donde justificaba esta necesidad y avalado por esta institución con costos acordes a un puente de dos carriles.

La vigilancia para que esta obra pudiera realizarse en tiempo y forma fue un elemental, por lo que la comunidad nombró en asamblea un comité para que verificara la construcción; Eusebio Vásquez, representante dio a conocer que aplico sus exigencias, y así el puente superó el límite de construcción.

Margarita Ortiz león, también integrante de este comité de vigilancia, dio a conocer que ella vigilaba durante el día y los hombres por la noche para que esta obras se hiciera realidad.

Por su parte, armando Cruz López, representante de los migrantes radicados en Minneapolis, dio a conocer que ahora la aportación económica es para vencer parte de los obstáculos de pobreza en la que se encuentra su gente, esta obra del puente vence obstáculos, acorta las distancias y acercan a los habitantes de esta región, al mismo tiempo dio a conocer que estarán al pendiente para seguir realizando obras en beneficio social.

La aportación de un aproximado de 200 mil pesos la hicieron un aproximado de 100 emigrantes de los 250 paisanos que trabajan en diversas partes de estados Unidos, como California, Colorado y Oregón.

Chiapas: Islam es la nueva religión

San Cristóbal de las Casas, Chis., (Radio Netherland).- Cada vez más indígenas Maya y Tzotzil en el Estado mexicano de Chiapas se están convirtiendo al Islam. Quince años después de la revuelta zapatista se han producido profundos cambios en la región.

Uno de ellos es la aparición del Islam como nueva religión. La comunidad musulmana, en su mayoría indígenas Maya y Tzotzil que se han convertido, está ganando terreno.

Molino de los Arcos es uno de los barrios más pobres de San Cristóbal de las Casas, la segunda ciudad de Chiapas, que atrae muchos turistas gracias a su arquitectura colonial. La población es casi completamente de origen indígena, y dominan los idiomas maya y tzotzil.

Sin embargo, los viernes, se escucha el lento y monótono canto árabe del rezo musulmán. En una cabaña de madera, decorada con oraciones islamitas en árabe, unas veinte familias Tzotzil han creado una suerte de mezquita.

El imán Salvador López López nos dice:

"Aquí purificamos nuestros espíritus y rezamos a Alá. Hoy no vinieron todos, algunos tienen que trabajar.” El imán sonríe. "Pero nos va bien. Nuestra comunidad es aún pequeña, seremos unos doscientos, pero de a poco vamos creciendo."

López se convirtió al Islam en 1995 y adoptó el nombre árabe Muhammad Amin.
Fue uno de los primeros Tzotzil en convertirse en musulmán. Él mismo describe la fase de conversión como un período de dos años de estudio profundo de su alma:

"En Chiapas hay mucha ignorancia sobre el Islam. Nadie sabía realmente de qué se trataba, y en un principio ni yo mismo estaba seguro de si era algo para mí. Mi familia tampoco estaba de acuerdo al comienzo. Ha sido difícily didn't agree with it either at first. It was hard.El Islam me da algo que no encuentro en el cristianismo."

Alternativa al capitalismo

Siempre hubo musulmanes en México, pero eran inmigrantes de países islamitas en África y Oriente Medio. A partir del año 1995, cuando musulmanes españoles, bajo la dirección de Aureliano Pérez, llegaron a México para difundir la palabra de Alá, los propios mexicanos comenzaron a convertirse al Islam. La llegada de los españoles está directamente relacionada a la revuelta de los rebeldes zapatistas en Chiapas en 1994. Ellos consideraron el Estado empobrecido como tierra fértil para difundir los principios musulmanes.

Desde la conquista española en el siglo XVI, los Maya y Tzotzil siempre han sido marginalizados. Viven en extrema pobreza, son explotados por gobiernos corruptos y son víctima de racismo por blancos y mestizos. Entre los indígenas hay muchos problemas de alcoholismo.

Los Maya y Tzotzil pertenecen al movimiento Murabitun, que es parte del Islam sunita, y que prohíbe terminantemente el consumo de alcohol y de cobrar intereses por préstamos.

Para muchos chapatecos esta religión ofrece una alternativa atractiva para el capitalismo. Sin embargo, Muhammad Amin insiste que el Islam no es solamente para los indígenas de Chiapas:

"Alá no hace distinción de razas. Todo el mundo es bienvenido."

Musulmanes chapatistas

Sin embargo, el componente social del Islam surgió hace mucho tiempo en Chiapaneco, cuando los musulmanes bajo el liderazgo del misionero español Muhammad Nafia (llamado Aureliano Pérez entes de su conversión) ofrecieron su apoyo a los rebeldes zapatistas del subcomandante Marcos.

Muchos zapatistas que luchan por los derechos de la población indígena y la reforma agraria, son Tzotziles. Algunos se convirtieron al Islam, aunque el comandante Marcos adoptó una postura vacilante al principio.

El gobierno mexicano se alarmó y comenzó a monitorear la presencia del Islam en la región. El ex presidente Vicente Fox los acusó incluso de tener relaciones con Al Qaeda, pero esta acusación nunca fue probada.

Muhammad Amin se ríe de esta acusación: "no tenemos ningún tipo de lazos con agrupaciones musulmanas extranjeras, ni tampoco tenemos aquí problemas con otras religiones. El Islam significa paz, nosotros respetamos a todos.”

Eso no significa que los cristianos se mostraran positivos ante la nueva competencia. Andrés Ferrer, quien ahora se llama Muyahid, se convirtió al Islam en 1998, y tuvo que superar muchos prejuicios:

"Mucha gente reaccionó mal, porque no tienen idea de lo que el Islam es. Algunos nos llegaron a llamar terroristas. Mi propia familia creía que estaba loco.

Pizzería islámica

A pesar de la oposición, el Islam prospera en Chiapas. Los musulmanes han creado una madrasa o escuela del Corán, una misión islámica, una tienda de carpintería y una pizzería.

Hay clases de árabe para los nuevos conversos y se organizan incluso viajes para participar en el “hajj”, el peregrinaje anual a Meca, que ya han hecho muchos indígenas musulmanes.

Imán López dice que el Islam crece lento pero seguro: "En esta mezquita en particular ya tenemos 17 familias. De a poco, cada vez más gente se abre al mensaje de Alá. Sí, creo que hemos llegado para quedarnos.”