¡Búscanos en las redes sociales!

Síguenos en Twitter.com/c_indigenas o como @c_indigenas.
Búscanos en Facebook como Corresponsales Indígenas y hazte fan

08/04/2010

Radios indígenas de México exigen justicia por comunicadoras asesinadas

Ciudad de México, DF., (Pulsar).- La Red de Radios Indígenas y Comunitarias del Sureste mexicano demandó esclarecer el homicidio de Teresa Bautista y Felicitas Martínez, integrantes de la radio comunitaria La Voz que rompe el Silencio, asesinadas hace dos años.

La agrupación denunció "los actos de hostigamiento, intimidación y persecución que el Gobierno Federal mexicano ha desatado en contra los comunicadores indígenas".

Al respecto, consideró que este tipo de acciones buscan desmovilizar a los pueblos y movimientos sociales.

Además, la organización culpó al Plan Mérida del clima de hostigamiento que prevalece en contra de las radios indígenas.

La iniciativa Mérida es un tratado internacional de seguridad firmado por Estados Unidos, México y los países de Centroamérica para combatir el narcotráfico y el crimen organizado.

Al mismo tiempo, aclaró que hay represión donde existe una alta concentración de recursos naturales ya que las autoridades buscan "imponer megaproyectos mineros, ecoturísticos, hidroeléctricos, pesqueros que benefician a las empresas extranjeras".

Por otra parte, el colectivo se pronunció por el respeto y el reconocimiento de los derechos de los pueblos indígenas.

El 7 de abril de 2007 Felicitas Martínez y Teresa de Bautistas fueeron asesinadas a sangre fría en un paraje de San Juan Copala. Fue mientras se dirigían a participar en el Encuentro Estatal de Defensa de los Derechos de los Pueblos de Oaxaca.

Las comunidades consideraron que los asesinatos se debieron a intereses políticos.

Jóvenes indígenas, los más afectados por la falta de oportunidades: Codhem

Toluca, Méx., (Milenio).- Los jóvenes se han convertido en el sector más vulnerable de la población indígena, pues no cuentan con espacios educativos para su desarrollo, por lo que tienen que migrar, sin embargo, tampoco logran obtener un buen empleo en la ciudad, señaló Fátima Yamel Salgado Naime, encargada de Asuntos Indígenas de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de México (Codhem).

La funcionaria subrayó que durante años, a los pueblos originarios se les ha complicado el acceso a la educación y al empleo, ante esta situación, los jóvenes han tenido que dejar sus lugares de origen para trasladarse a las ciudades, pero desafortunadamente en las urbes tampoco cuentan con oportunidades para el desarrollo, mucho menos un trabajo digno, indicó, por lo que frecuentemente recurren al subempleo.

Asimismo, mencionó que migrar es muy complicado para los jóvenes, pues deben negar su identidad indígena para evitar la discriminación en la ciudad, por eso tampoco están muy interesados en preservar su lengua y sus tradiciones.

En este sentido, Salgado Naime indicó que lamentablemente la discriminación, marginación y pobreza siguen marcando a los pueblos indígenas, sobre todo a los jóvenes que ante la falta de oportunidades pueden caer en las adicciones, lo que incrementa con mucho la violencia en sus comunidades, principalmente contra la mujer.