¡Búscanos en las redes sociales!

Síguenos en Twitter.com/c_indigenas o como @c_indigenas.
Búscanos en Facebook como Corresponsales Indígenas y hazte fan

13/06/2009

La mayor riqueza de México está en su gente: Presidente Calderón

Lo que sigue es un comunicado oficial de la Presidencia de la República de México

Ciudad de México, DF.-
El Presidente Felipe Calderón reiteró que el Gobierno Federal está comprometido con los pueblos indígenas de México y aseguró que a pesar de la crisis económica, su Administración seguirá dando prioridad a estas comunidades.

“Tengan la certeza, amigas y amigos, que en el Presidente tienen ustedes a un amigo y a un aliado”, afirmó el Titular del Ejecutivo Federal en la entrega de las relatorías del Encuentro México Indígena, Nuevo Amanecer.

En la Hondonada de Los Pinos, el Mandatario destacó que todas las dependencias del Gobierno tienen la instrucción de trabajar codo con codo con las comunidades indígenas del país, ya que nuestra generación tiene la tarea de transformar a México en un país con igualdad de oportunidad.

“Nosotros queremos saldar esa deuda que es histórica con los pueblos indígenas. Una deuda que se ha acumulado durante décadas, si le vamos viendo, yo diría durante siglos”, subrayó.

Acompañado de su esposa, la licenciada Margarita Zavala, y de los Secretarios de Desarrollo Social, Ernesto Cordero Arroyo, y de Agricultura, Alberto Cárdenas Jiménez, así como del Titular de la Comisión para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas, Luis H. Álvarez Álvarez, el Presidente Calderón enfatizó que el reto es lograr la igualdad de oportunidades para que todos los mexicanos, especialmente a los más pobres, puedan salir adelante.

“La igualdad de oportunidades significa que el hijo del campesino o del indígena tenga la misma posibilidad de salir adelante y de tener éxito y de triunfar que el hijo del empresario o del profesionista. Y, por eso, igualar oportunidades significa que los dos niños o niñas, también igualdad entre géneros, puedan ir a una escuela de calidad y puedan tener servicios médicos de calidad, y puedan salir adelante por su propio esfuerzo”, agregó.

Reconoció que la mayor riqueza que tiene nuestro país es su pueblo, las comunidades indígenas, donde está el alma de México, su historia, cultura y lo que queremos ser.

“Por eso pienso que el único futuro posible para México va a ser aquel que incluya a todos sus hijos y, particularmente a los que han permanecido al margen del progreso, especialmente los pueblos y comunidades indígenas. Una inclusión, sí, pero que sea una inclusión que respete plenamente su identidad, su lengua, su tradición, su cultura, su creencia”, dijo.

Ante representantes indígenas del país, el Titular del Ejecutivo mencionó los apoyos que su Gobierno dirige a este sector, como el presupuesto que se destina, que pasó de 27 mil millones de pesos a más de 38 mil millones de pesos.

También, las Caravanas de la Salud, que llegan a más de 800 de los municipios más pobres y marginados de México.

“Nuestro objetivo es que a más tardar en el 2011 no haya una sola mexicana, un solo mexicano, sea indígena o no indígena, campesino o muchacho de la ciudad; independientemente de su lengua, de su origen étnico, de su religión, que no tenga a su alcance médico, medicinas y tratamiento”, añadió.

Mencionó, además, que se impulsan los proyectos productivos que permitan a los indígenas salir adelante no por regalo, la dádiva o la caridad, sino por justicia.

El Presidente Calderón les aseguró que revisará las conclusiones que se desprendieron del Encuentro México Indígena, para lograr el desarrollo integral de los pueblos y comunidades indígenas.

Los indígenas piden empleo y respeto

León, Gto., (Milenio).- Indígenas originarios de comunidades de Guerrero, Veracruz, Michoacán, Querétaro y el Estado de México, quienes viven en León desde hace más de 20 años, pidieron al candidato Ricardo Sheffield, apoyo para la preservación de sus tradiciones, oportunidades de empleo y especial atención a las mujeres indígenas del municipio.

Fue durante el cuarto foro de consulta ciudadana ofrecido por el panista, cuando un grupo de diez indígenas, entre Otomíes, Purépechas, Mazahuas y Mixtecos, se acercaron al candidato para regalarle un arreglo floral, mostrarle las artesanías que realizan y, posteriormente, hacerle una serie de peticiones muy puntuales a través de un documento, mismo que Sheffield recibió y firmó de compromiso.

“Nuestra propuesta para combatir la pobreza es generando trabajo digno, estable y permanente… que se otorguen espacios para exponer nuestras artesanías y permitir con esto, poder rescatar nuestras culturas”, expresa Catalino Ibarra Acevedo, nahua de Guerrero a cargo del Consejo Indígena Municipal.

Además, una integrante del Centro de Desarrollo Indígena Municipal Loyola, pidió apoyo para las mujeres.

“Desgraciadamente no tenemos un lugar para poner nuestras artesanías… tenemos un montón ahí pero no podemos exhibirlas para sacar adelante a nuestros hijos”, expresó la mujer purépecha.

Después de las peticiones y de firmar el documento ofrecido por los indígenas, Ricardo Sheffield mencionó su labor como subsecretario de la Reforma Agraria y como miembro de la comisión de Derechos Indígenas, en los que tuvo la oportunidad de “convivir con todas las etnias del país” y ayudarles a “resolver sus problemas de regularización de tierras”.

Ante peticiones hechas por los indígenas como “no se olviden de nosotros, el candidato respondió: “cuentan conmigo… en agosto estoy con ustedes y en octubre nos ponemos a trabajar”.

Según Herlindo Cipriano Evangelista, otomí del Estado de México, en León habitan alrededor de 600 indígenas originarios de los estados de la república ya mencionados, siendo el Centro de Desarrollo Indígena donde habitan 20 familias en pequeñas casas recién construidas de concreto donde pagan 25 pesos a la semana por habitarlas.

Con la confianza en el triunfo del candidato panista, Catalino Ibarra comenzó a hablarle a Sheffield en nahuatl, haciendo referencia a que él será “el señor que escucha a toda la gente que pide apoyo en la presidencia”.

En México trabajan 3 y medio millones de niños; dos tercios no reciben salario

Ciudad de México, DF., (La Jornada).- En México, de los 3 millones 470 mil niños que trabajan, 70 por ciento no cobra ningún salario y sólo a una quinta parte de los mismos les pagan una remuneración diaria, se denunció en la mesa redonda No a la explotación laboral, compartamos la miradas y unamos nuestras voces, que llevaron a cabo ayer diversas organizaciones no gubernamentales.

Luego de invitar por tercer año consecutivo a una movilización para denunciar el maltrato y la explotación de los niños, en el contexto del Día Internacional Contra el Trabajo Infantil, el colectivo de organizaciones sociales invitó a "dar visibilidad a millones de niños y niñas mexicanos que laboran en situación de explotación", así como incrementar la sensibilidad social para exigir que el Estado cumpla con los acuerdos internacionales.

En este contexto, Jorge García Hidalgo, de la organización Caminos Posibles, señaló que de acuerdo con la Encuesta Nacional de Empleo en el Módulo Infantil, 67 por ciento de los menores de edad que trabajan son niños, y 33 por ciento, niñas; de ellos, casi tres cuartas partes tienen entre 14 y 17 años de edad; 40 por ciento trabaja en el sector agropecuario; la mayoría labora en negocios familiares y 8 por ciento declara que realiza trabajos pesados para su edad como cargar leña, bultos de cemento, huacales o bolsas de mandado.

En cuanto a la discriminación de las niñas, habló Centolia Maldonado, del Frente Indígena de Organizaciones Binacionales de Oaxaca, quien dijo que en las comunidades de la Mixteca, desde el nacimiento de las niñas se les señala para las labores de la casa y a los niños como pilares de los hogares. Planteó que aun cuando los niños realizan iguales labores que los adultos, les pagan una tercera parte de los salarios; por ejemplo, "por el trabajo de albañilería les pagan a los niños y niñas 120 pesos, mientras que un adulto gana en promedio 300 pesos".

A su vez, Margarita Nemesio, del Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan, denunció la muerte de menores de 10 años en campos agrícolas de Sinaloa, como David Salgado, originario de Ayotzinapa, de Tlapa de Comonfort, que tenía ocho años cuando murió aplastado por un tractor; Marcial Solano, de Santa María Tonaya, que murió de diarrea en un campo; Mario Félix Martínez, de San Mateo, que perdió la vida a los nueve años, al ahogarse en un estanque; Ismael de los Santos Barrera, de Santa María Tonaya; Rosa de los Santos Gálvez, de la comunidad de San Pedro Acatlán: Estrella Nava, de Guerrero, quien murió calcinada en un campo agrícola de Sonora; así como Timoteo Ventura Pastrana, que perdió su brazo por un accidente en un rancho, entre otros.

A su vez, Nashieli Ramírez, de Ririki Intervención Social, señaló que de las un millón 630 mil trabajadoras domésticas que reporta el Inegi (2005), alrededor de 10 por ciento tiene entre 14 y 18 años. Dijo que entre las peores formas de explotación infantil que existen en México se encuentran los niños y niñas ladrilleros y pepenadores.

Estas organizaciones demandan el cumplimiento de los compromisos derivados del Convenio 182 de la OIT, como son el establecimiento de un Comité Nacional de Erradicación del Trabajo Infantil; destinar y asignar recursos para erradicar la explotación infantil; que el Estado ratifique el Convenio 138 de la OIT, sobre la edad mínima de admisión al empleo, y la reincorporación de México al Programa Internacional para la Erradicación del Trabajo Infantil de la OIT, entre otros.