¡Búscanos en las redes sociales!

Síguenos en Twitter.com/c_indigenas o como @c_indigenas.
Búscanos en Facebook como Corresponsales Indígenas y hazte fan

31/01/2012

Toman carretera para reclamar contra desalojo

Por René López, corresponsal

San Juan Copala, Oax.- A 4 kilómetros de San Juan Copala, en el poblado de Yosoyuxi,  los más de 100 indígenas Triquis  desplazados mantienen tomada la carretera en demanda de regresar a sus casas, piden también alimentación y atención del gobierno del estado para que solución a este conflicto por la legalidad. 

Pilar Martínez Flores, en entrevista dio a conocer tienen miedo de entrar a sus casas y de llegar a su natal San Juan Copala, ante las diversas amenazas y antecedentes de crímenes que realizan los paramilitares a mando de Rufino Zaragoza que siempre nos ha reprimido con arma, nos cobra multas y amenaza constantemente. 

El actual agente y su hijo se siente dueños de Copala que solo matando a la gente son buenos, nosotros queremos estar en nuestras casas solamente, provocar la paz y componer nuestros hogares.  

Desde nuestra llegada nos hemos hospedado en la agencia, otros en la clínica y en el albergue de la población de Yosoyuxi, y hasta el momento no hemos llegado a ningún acuerdo porque la autoridad no ha llegado a dialogar, nos discriminan solo por no pensar como ellos, el domingo no nos permitieron que 20 de nuestros hermanos desplazados llegaran a la asamblea, nos negaron y así el progreso, ni la paz se pueden tejer.  

Somos desplazados que queremos entrar a la asamblea, somos nativos, sabemos que en cualquier momento todos vamos a necesitar ayuda por igual, porque vivimos en la pobreza y sin empleo.   

Marcelo García Martínez, otro de los desplazados dijo que ya cumplió dos años en que recuerda que salió huyendo por la guerra civil, que los líderes estaban provocando a fin de predominar en el poder y con las mejores plazas, ahora la situación tiene que cambiar.     

No podemos entrar porque en cualquier momento nos pueden atacar, cada familia no tienen donde estar felices, ahora tenemos por lo menos la clínica para escapar del sol o el palacio municipal, pero eso no lo es todo, queremos estar en nuestras casas, por ello estamos los hombres dispuestos a dar la vida, solo seremos la suma de mas muertos, ya que hay muchos niños que están huérfanos por la matanza de sus padres.  

Mientras tanto en la población de Copala, el agente Julio Martínez, dijo que los desplazados solo son 7 a 8 familias y no tantos, los demás solo hacen el montón, las familias entraran por acuerdo de la asamblea del domingo,  a partir del 20 de marzo y lo harán por familia en cada 15 días, para evitar confrontaciones o temor en la población.