¡Búscanos en las redes sociales!

Síguenos en Twitter.com/c_indigenas o como @c_indigenas.
Búscanos en Facebook como Corresponsales Indígenas y hazte fan

26/10/2010

Día de Muertos en Bolivia

Por Imilla Bandida

En Bolivia, en partes del altiplano, se cree que los muertos vienen por 24 horas, se los espera desde las 12 del mediodia en las casas con comidita, su altar y sus bebidas favoritas y sus tantawawas, o sus pancitos con carita de niño que son las 'almitas'.

Al dia siguiente por la mañana se lleva todo al cementerio donde se hace rezar y se contrata música para animar la tumba del muerto, y ahí se comparte, comiendo, mascando coca y bebiendo todo el día.

Los rezadores se comen la comida que era pal muerto a cambio de sus rezos, lo mismo que la bebida y con eso se piensa que se les ha cumplido hasta el proximo año. Benditos sean los muertos que gracias a ellos seguimos estando.

(Historia compartida a través de nuestra página de Facebook)

Escribirán la tradición oral de los pueblos mixtecos


Por René López, corresponsal

Tlaxiaco, Oax.- Con la finalidad de conocer las técnicas para escribir las leyendas, cuentos y tradiciones de la cultura Mixteca; la Escuela Nacional de Antropología e Historia, anticipa su convocatoria para que el mayor de número de personas lo conozcan y se inscriban al taller denominado “capacitación en técnicas etnográficas para el registro de  historia oral”.
 
El curso taller dará los elementos necesarios para que los asistentes escriban la tradición oral utilizando técnicas fáciles y accesibles con lo que se pretende lograr la base y la fundamentación a través de documentación, fotografías y audios que se recaben en campo y en voz de sus habitantes que finalmente dará como resultado un archivo tejido desde testimonios vivos, dio a conocer, Montserrat Rebollo, responsable del proyecto.
Dijo que para los pueblos y comunidades originarios de la región Mixteca será de mucha importancia que existan datos, documentales en audio, fotografías, escritos de la historia, cuentos y leyendas.
El curso-taller que se llevará a cabo del lunes 8 al viernes 12 de Noviembre de este años de 9 de la mañana a una de la tarde proporcionará elementos teóricos y prácticos básicos  a estudiantes con bachillerato concluido y a cronistas en activo, sin formación universitaria en investigación histórica y en producción historiográfica, que deseen iniciarse en el quehacer de indagar el pasado con fines de divulgación.
El Estudio descriptivo de las costumbres y tradiciones de los pueblos es la identidad de nuestro origen y se pretenden que esta sea escrita y que con el tiempo estas no desaparezcan, si no al contrario ahora formen parte de nuestra historia con un sustento que siga enriqueciendo nuestra tradición oral.
 
“capacitación en técnicas etnográficas para el registro de  historia oral” contendrá, Historia, Teoría de la historia, Historiografía, Historia Oral, Microhistoria y Fuentes para la historia, dirigido a estudiantes con bachillerato concluido y a cronistas en activo, se desarrollará en el en el centro cultural de Tlaxiaco por especialista de la Escuela Nacional de Antropología e Historia y el ayuntamiento municipal.
Montserrat Rebollo, agregó que el taller solo da las metodologías de investigación aplicado a medios de la comunicación para fomentar en los Mixtecos el interés por preservar la cultura, en coordinación con el Centro Cultural de la Mixteca buscan impulsar para en un futuro la formación de un acervo cultural variado, en el que se puedan disfrutar documentales, libros, entrevistas, audios y todo lo referente a la región  Mixteca.

En el desarrollo de este trabajando el Profesor, Hilario Topete coordina el Proyecto Eje, así como Irene Manuela Ortiz responsable del curso de técnicas etnográficas, Carolina Buenrostro y Montserrat Rebollo como parte del equipo técnico y Patricia Cid como encargada del curso de audio y Armando Huerta Responsable del Curso de Video.

Cuento de "Todos los Santos"





















Por Lucina Castro Del Ángel

La tradición de Todos los Santos jamás debe perderse, aquí un cuento que relatan los abuelos:
Hace muchos años vivió en la comunidad de Tecomate, Tantoyuca, un señor que se llamaba Alejo. Todos los días, este señor salía a trabajar desde muy temprano a su milpa, y cuando regresaba a casa, se ponía a escoger la semilla de lo que sembraría después.

Durante mucho tiempo, para él no existía otra cosa que no fuera el trabajo, de tanto que se mantenía ocupado, nunca sabía de los días que se festejaban, hasta que llegó el día de Todos los Santos, entonces,  su esposa le decía que hiciera el arco,  pero de tanto trabajo que tenía, no lo hizo, y salió de su casa yéndose a trabajar, olvidándose que  tenía que hacer dicho ritual y preparar la ofrenda para la fiesta de Todos los Santos.

Siguió en su milpa, y ya cuando regresaba, en el camino vio una multitud de  gente que caminaba  en fila cargando tamales, morrales, cazuelas llenas de tamales y dulces, todos caminaban contentos comiendo sus tamales, pan y todo lo que les habían ofrendado, así como  también contaban como les había ido durante los tres días y la gran alegría que llevaban.

El señor Antonio se quedó admirado de ver tanta gente y se preguntaba de dónde venían; de pronto, observó que  muy atrás venían sus papás, y vio que muy tristes iban lamiendo las hojas de tamales que los demás iban tirando; cuando vio a sus papás tan tristes y les preguntó del por qué iban tan tristes, le contestaron que era porque no les había puesto ninguna ofrenda.

Por lo que de inmediato corrió a su casa a poner la ofrenda, hizo su arco y agarró al puerco más grande y más gordo, y lo mató,  hicieron tamales y le dijo a su compadre: “Cuídame la olla de los tamales, ya que yo voy a dormir un rato, porque tengo mucho sueño”; su compadre se quedó cuidando los tamales, y como vio que su compadre se quedó dormido fue y le habló, le dijo: “Compadre ya están listos los tamales, ya puedes levantarte para ofrendar y podamos comer; pero al ver que el compadre no respondía, lo tocó y se dio cuenta que su compadre estaba muerto.

Y todo lo que él pensaba ofrendar, sirvió para  el consumo en el sepelio.

Desde entonces, viene la creencia de que aquel que no siga la tradición, o no ofrende a sus difuntos, los difuntos vienen y se lo llevan por desobediente; y no se debe de comer uno las ofrendas, ya que esas ofrendas ya fueron chupadas o comidas espiritualmente por los difuntos, por lo tanto, lo que se tiene que hacer es quitar toda la ofrenda y llevarlas al panteón para que la terminen de comer.

Las niñas también trabajan, esperan la venida de sus muertos

Por Lucina Castro Del Ángel, corresponsal


Tantoyuca, Ver.- En la comunidad de Zapotal Primero Chote, perteneciente al municipio de Tantoyuca, en una visita que se le realizo a la comunidad este martes, fue grata la sorpresa de ver a estas niñas, elaborar coronas para los difuntos para la fiesta  de Todos los Santos.

Las niñas Laura Pérez Del Ángel, de 10 años, María Esperanza Pérez Del Ángel, de 8 años, y Verónica Pérez Del Ángel, de 9 años, todas pertenecientes  a la comunidad Zapotal Segundo, quienes hace unos días  realizaran manualidades de elaboración de coronas en la escuela primaria de El Chote.

Hoy les ha servido para el sustento familiar, ya que son unas niñas de escasos recursos económicos, y  la única manera de ayudar a la contribución con sus padres, es elaborando una corona, la cual podrán vender a un precio módico para el sustento personal y familiar; niños con este talento y de mente sana, es lo que México necesita, sólo falta descubrirlos y apoyarlos, estas niñas cuentan con sus padres, Rosalino Del Ángel, de 45 años, y Esperanza Pérez, de 44 años, artesanos dedicados a la elaboración de morrales, al igual que a la agricultura.

Versión en lengua Tének:

Xo ti juni kal u ulel ban u kuentsal zapotal primero chote aval xo u acha juni u kale ki chuú jun i tsidhantsik kal u eynal aval u tajam an corona kal u akxi an chemelom mas xo juni u utsal aval u buach u xo juni kal u alwa kuitoltsik aval xo ki juni u kale ki eina al talento aval u kulbel talaba n tam xo juni u einamich ti chutal alwa xo juni.