¡Búscanos en las redes sociales!

Síguenos en Twitter.com/c_indigenas o como @c_indigenas.
Búscanos en Facebook como Corresponsales Indígenas y hazte fan

27/01/2010

Sin programa gubernamental se pierde la lengua indígena

Por René López, corresponsal

Tlaxiaco, Oax.-
Una de las causas por la que se pierde la lengua originaria en las poblaciones indígenas es la falta de un proyecto estatal que involucre a las instituciones del nivel preescolar y primaria a tomar esta con fin académico, dio a conocer, el promotor cultural en la región Triqui, Marcos Sandoval Cruz.

Explicó que las razones salen a flote y, es que una de las causas por la que se pierde la lengua indígena ha sido la escuela, mientras no exista una buena metodología que incorpore de lleno las lenguas indígenas en los salones de clases, esta seguirá perdiendo su valor frente a la población.

Responsabilizó a la Secretaria de Educación Pública (SEP), al Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (IEEPO), ya que deben proponer mejores alternativas de enseñanza en las comunidades y pueblos indígenas, debido a la perdida de nuestras costumbres y valores y sobre todo por la lengua indígena de nuestros pueblos.

En los hogares Triquis, es lamentable que durante un dialogo, se incluyan palabras en español, cuando estas existen en nuestra propia lengua indígena, pero ese sentido que implantan las escuelas de dominación han enseñado o al menos así lo han entendido; que quienes no saben hablar bien el español, tienen pocas posibilidades de superación frente a los demás.

El sentimiento de reivindicación con nuestras raíces, podría llevarnos a retomar con una mayor fuerza nuestra lengua, pues los maestros en las comunidades deben hablar y escribir conforme a nuestra propia lengua materna.

Otra causa que también genera polémica en las comunidades Triquis, es que en las escuelas secundarias, se exija el uniforme, lo que obliga a las mujeres de la población a olvidar su ropa tradicional como son los huipiles y con ello se menosprecia el papel de trabajo que hacen las mujeres artesanas.

Detallo que esto viene desde la misma discriminación hacia los pueblos indígenas por parte del estado, pues pareciera que para no ser pobres o estar sumidos en la montaña, debemos hablar la lengua castellana.

Agrego, en el poblado Triqui de San Andrés Chicahuaxtla este año, trabajaran de lleno con el idioma natal, desde los actos cívicos y diversos programas, donde desde hace tiempo, toda la comunicación se hace en lengua materna y con esto contribuir a su desarrollo.

Destacan papel de la mujer en el Bicentenario

Por René López, corresponsal

Tlaxiaco, Oax.-
En Tlaxiaco, para conmemorar el Bicentenario del inicio del movimiento de Independencia y el Centenario del inicio de la Revolución mexicana, el centro cultural de la ciudad; dará a conocer a través de monografías para niños, el valor histórico que tienen las mujeres con la trasformación de México.

Ante el desconocimiento de la importancia del papel desempeñado de las mujeres en la vida histórica de México, el centro cultural y el archivo histórico municipal, destacará el papel de las mujeres a través con la publicación de monografías.

Las monografías serán diseñadas para niños, a fin de que los infantes conozcan que hombres y mujeres han forjado la historia de México, porque se trata de abarcar y tener concomimiento de la equidad de género.

Porque las instituciones también deben destacar el papel que las mujeres tienen como héroes ilustres y no callar su participación.

Se conocerá en monografías, de cara a esta conmemoración del centenario de la lucha armada, el papel que jugaron las mujeres Mixtecas en la Revolución Mexicana, a fin de conocer el papel que desempeñó el llamado sexo débil para transformar al país, y dentro de ellas destaca, Catalina González, quien salió armada con palos y machetes a liberar a los insurgentes a mando de don Nicolás Bravo, quien sufría sitio por los realistas en Tlaxiaco.

También de doña Antonia Nava, quien al ver a su esposo muerto dentro de las filas de Morelos, dijo no vengo a llorar porque sé que cumplió con su deber, y entregó a sus cuatro de sus hijos que se integraron en las filas de los soldados.

Sobre todo se tratará de ilustrar a uno de los mejores estrategas militares en la historia de México, José María Morelos y Pavón, ya que fue uno de los primeros líderes insurgentes que luchó a lado de los indígenas Mixtecos, quienes entendieron mejor el concepto de Estado-Nación y su lucha iniciada en 1810, base sólida para lograr la Independencia.

También se darán a conocer acontecimientos sobresalientes de la participación de la heroica ciudad de Tlaxiaco, que refiere el señor, Luis González Obregón, en su obra titulada, “México viejo”.

Son muchos los trabajos planeados como lo será el concurso de cuentos y leyendas donde se trata que los niños escriban la tradición oral que conocen sus papas o sus abuelitos u otros familiares mayores sobre la revolución mexicana o la independencia de México.

Sobre estas actividades, Javier Bautista, originario de la comunidad de San Mateo Peñasco presentará el libro sobre la guerra de la reforma, y otro documental también será el periodo de la Independencia.

Inaugura gobernador simposio de enseñanza rural e indigena

Puebla, Pue., (Periódico Digital).- “Es una gran oportunidad para analizar, reflexionar e intercambiar experiencia de 12 países que analizan los retos hacia una educación de calidad, la experiencia nos ha enseñado que lograr de equidad educativa requiere de la armonización de varios factores, hoya gran cruzada debe ser por mejorar la calidad, en cobertura se ha avanzado, pero lo nuevos desafíos implican una política educativa integral que de incentivos para la permanencia y aseguré buenos aprendizajes”.

Entre las cifras que se presentaron destaca que la OEA tiene un censo de población rural del 22 por ciento en América Latina, en México el 21 por ciento es población rural y en Puebla es el 29.3 por ciento.

Y en cuanto al número, son 50 millones de personas indígenas en America Latina, en México más de 8 millones y en Puebla casi un millón.

Marín Torres, recalcó que esto significa tener retos similares para alternativas innovadoras, para buscar una mejor educación de los niños rurales y grupos vulnerable. “De ahí la importancia de revisar sus condiciones, para integrar a los niños a un mundo cada día en cambio permanente”.

Bloquean carretera Toluca-Naucalpan en rechazo de autopista en construcción

Toluca, Méx., (Milenio/AVT).- Alrededor de 150 ejidatarios indígenas de las comunidades de Santiago Analco, Agrícola Analco y Ocotal, del municipio de Lerma, obstruyeron por más de dos horas la autopista Toluca-Naucalpan a la altura del entronque Amomolulco-Xonacatlán, para exigir al gobierno del Estado de México suspender la ampliación de dicha vía, ya que aseguran que esta obra provocará un grave impacto negativo al entorno ambiental.

De manera pacífica los quejosos llegaron al lugar desde las 16:30 horas y bloquearon el paso de toda unidad vehicular por casi dos horas.

Al lugar arribaron varias patrullas de la policía municipal de Lerma y posteriormente del agrupamiento de granaderos de la Agencia de Seguridad Estatal.

El comandante Miguel Blanca, de la corporación policiaca de este municipio, informó que no fue necesaria la intervención de elementos de la Agencia de Seguridad Estatal (ASE) ya que no hubo enfrentamientos violentos y los ejidatarios accedieron a despejar la vía para iniciar un diálogo que se prolongó más de dos horas, hasta que personal de la Secretaría General de Gobierno de la entidad arribó al sitio y tomó nota de sus demandas.

Los manifestantes aseguraron que tanto el gobierno estatal como las empresas constructoras violan sus derechos al pretender destruir sus tierras comunales, mismas que forman parte de la reserva ecológica Santuario del Agua y Forestal Subcuenca del Río San Lorenzo, zona protegida destinada a la preservación, protección, conservación, restauración y aprovechamiento sustentable del entorno ambiental.

Los ejidatarios informaron que se les ofreció abrir una mesa de diálogo donde podrán exponer sus argumentos y tratar de detener esa obra que consideran nociva para el ambiente y que afecta incluso sus raíces culturales.

Bloquean carretera Toluca-Naucalpan en rechazo de autopista en construcción

Toluca, Méx., (Milenio/AVT).- Alrededor de 150 ejidatarios indígenas de las comunidades de Santiago Analco, Agrícola Analco y Ocotal, del municipio de Lerma, obstruyeron por más de dos horas la autopista Toluca-Naucalpan a la altura del entronque Amomolulco-Xonacatlán, para exigir al gobierno del Estado de México suspender la ampliación de dicha vía, ya que aseguran que esta obra provocará un grave impacto negativo al entorno ambiental.

De manera pacífica los quejosos llegaron al lugar desde las 16:30 horas y bloquearon el paso de toda unidad vehicular por casi dos horas.

Al lugar arribaron varias patrullas de la policía municipal de Lerma y posteriormente del agrupamiento de granaderos de la Agencia de Seguridad Estatal.

El comandante Miguel Blanca, de la corporación policiaca de este municipio, informó que no fue necesaria la intervención de elementos de la Agencia de Seguridad Estatal (ASE) ya que no hubo enfrentamientos violentos y los ejidatarios accedieron a despejar la vía para iniciar un diálogo que se prolongó más de dos horas, hasta que personal de la Secretaría General de Gobierno de la entidad arribó al sitio y tomó nota de sus demandas.

Los manifestantes aseguraron que tanto el gobierno estatal como las empresas constructoras violan sus derechos al pretender destruir sus tierras comunales, mismas que forman parte de la reserva ecológica Santuario del Agua y Forestal Subcuenca del Río San Lorenzo, zona protegida destinada a la preservación, protección, conservación, restauración y aprovechamiento sustentable del entorno ambiental.

Los ejidatarios informaron que se les ofreció abrir una mesa de diálogo donde podrán exponer sus argumentos y tratar de detener esa obra que consideran nociva para el ambiente y que afecta incluso sus raíces culturales.

Bloquean carretera Toluca-Naucalpan en rechazo de autopista en construcción

Toluca, Méx., (Milenio/AVT).- Alrededor de 150 ejidatarios indígenas de las comunidades de Santiago Analco, Agrícola Analco y Ocotal, del municipio de Lerma, obstruyeron por más de dos horas la autopista Toluca-Naucalpan a la altura del entronque Amomolulco-Xonacatlán, para exigir al gobierno del Estado de México suspender la ampliación de dicha vía, ya que aseguran que esta obra provocará un grave impacto negativo al entorno ambiental.

De manera pacífica los quejosos llegaron al lugar desde las 16:30 horas y bloquearon el paso de toda unidad vehicular por casi dos horas.

Al lugar arribaron varias patrullas de la policía municipal de Lerma y posteriormente del agrupamiento de granaderos de la Agencia de Seguridad Estatal.

El comandante Miguel Blanca, de la corporación policiaca de este municipio, informó que no fue necesaria la intervención de elementos de la Agencia de Seguridad Estatal (ASE) ya que no hubo enfrentamientos violentos y los ejidatarios accedieron a despejar la vía para iniciar un diálogo que se prolongó más de dos horas, hasta que personal de la Secretaría General de Gobierno de la entidad arribó al sitio y tomó nota de sus demandas.

Los manifestantes aseguraron que tanto el gobierno estatal como las empresas constructoras violan sus derechos al pretender destruir sus tierras comunales, mismas que forman parte de la reserva ecológica Santuario del Agua y Forestal Subcuenca del Río San Lorenzo, zona protegida destinada a la preservación, protección, conservación, restauración y aprovechamiento sustentable del entorno ambiental.

Los ejidatarios informaron que se les ofreció abrir una mesa de diálogo donde podrán exponer sus argumentos y tratar de detener esa obra que consideran nociva para el ambiente y que afecta incluso sus raíces culturales.

Guerrero: antorchistas protestan por desalojo

Ciudad de México, DF., (La Jornada).- La agrupación Antorcha Campesina señaló que mientras el gobernador de Guerrero, Zeferino Torreblanca, viaja a Europa en primera clase, 78 familias indígenas migrantes del municipio de Ometepec viven en la intemperie desde hace cuatro meses, luego que fueron desalojadas de un terreno.

Los afectados, que desde hace 100 días se encuentran en plantón a las puertas del palacio de gobierno, se trasladaron a la ciudad de México, donde anunciaron que solicitaran la intervención de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos.

Indígenas denuncian a Zeferino Torreblanca ante CNDH

Morelia, Mich., (Quadratin).- Representantes de 78 familias guerrerenses, originarias de diversos municipios del estado, pero residentes en Ometepec, acudieron este lunes ante la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), para presentar una queja ante lo que consideran una violación de su derecho de contar con una vivienda digna.

Denunciaron que mientras el gobernador de Guerrero, Zeferino Torreblanca, viaja a Europa en primera clase, gastando en ello miles de pesos de los contribuyentes, cientos de indígenas viven en condiciones de pobreza extrema, en la calle y sin atención del gobierno.

Esto, después de que el lugar que ocupaban como refugio temporal, les fue arrebatado por Bulmaro Morales Ruiz “un cacique de la región que se ostentó, con documentos falsos, como dueño del terreno”, denunció José Juan Bautista Hernández, dirigente de los inconformes.

Acusó que el pasado 11 de septiembre Morales Ruiz se presentó con un grupo de gente armada, maquinaria pesada y, sin exhibir mandato judicial alguno, procedió a derribar las viviendas, prendió fuego a las pertenencias y los puso literalmente en la calle.

Y aunque de inmediato solicitaron el apoyo de las autoridades para que se castigara esta acción, los indígenas no obtuvieron respuesta, por lo que decidieron realizar un plantón permanente afuera del palacio de gobierno, en donde ya cumplen 100 días en espera de una resolución.

Por ello, este lunes, en conferencia de prensa, representantes de los indígenas guerrerenses, denunciaron la ineficacia gubernamental ante la CNDH, pues, dice Juan Bautista Hernández, el gobierno del estado “ha sido soberbio contra los pobladores indígenas al negarnos el derecho a vivir de manera digna, y aunque se ha comprobado que el supuesto dueño no es tal, tienen miedo de actuar conforme a la ley”.

Son indígenas migrantes, provenientes de los estados más pobres del país, quienes viajan a Ometepec en espera de ser “enganchados” para ir a trabajar a los cultivos en el norte del país. Aunque la espera puede durar hasta una semana, sin tener un lugar donde pasar la noche.

La idea, continua el dirigente, es tener un predio que pueda adquirirse con ayuda del gobierno estatal y se construya la Casa del Migrante en esta población.
Ometepec, en la llamada “Costa Chica” de Guerrero, es el municipio donde se concentran, cientos de familias indígenas de las etnias mixteca y amuzga, procedentes de los municipios de Igualapa, Tlacoachistlahuaca, Xochistlahuaca, Metlatónoc y Cochoapa el Grande.

Ahí esperan la llegada de los “enganchadores”, personas que se encargan de contratarlos y trasladarlos a los campos agrícolas del norte del país, en donde se ganan la vida como asalariados durante buena parte del año.

Son al menos 10 mil los migrantes provenientes de estos municipios que, según datos oficiales, están catalogados como de extrema pobreza, con alto grado de marginación y en completo abandono, donde la mayoría de sus habitantes mueren por enfermedades prevenibles.

Empujados por la falta de empleos en la región donde viven, y ante la necesidad de ganarse el sustento diario, más de 128 mil jornaleros de todo el estado, salen cada año a las entidades del Norte de México (Sonora, Baja California, Sinaloa) para trabajar.

Antes de migrar la espera suele durar entre seis y 10 días, tiempo durante el cual familias enteras deambulan por la ciudad en busca de alimento y, por la noche, duermen a la intemperie o donde les dan permiso. Algunas de ellas, han sido expulsadas de sus comunidades al no poder pagar las cuotas establecidas en los usos y costumbres.

Un hogar provisional para iniciar el viaje

En ese contexto de pobreza, estas familias decidieron construir un albergue y para ello, utilizar un predio abandonado, propiedad de la empresa “Lácteos Costa”, misma que cerró desde hace 10 años.

Los indígenas migrantes presentaron una solicitud al gobierno del estado para que los ayudara, a través de un crédito, y así adquirir el predio en mención; al tiempo que contactaron con la empresa, la cual les informó que la propiedad tenía un valor de 6 millones de pesos.

El gobierno del estado, por su parte, se “comprometió” a estudiar la solicitud, pero jamás hubo una respuesta clara; por eso los indígenas tomaron el espacio en febrero pasado.

Así permanecieron siete meses, hasta que apareció Bulmaro Morales Ruiz, conocido en la zona por su poder económico y sus relaciones políticas, quien intentó desalojarlos, primero, con amenazas directas al grupo y, después, a su dirigente.

Los agredidos se quejaron al presidente municipal y ante el gobierno estatal, sin que hasta el momento haya respuesta de ninguna de las dos instancias.