¡Búscanos en las redes sociales!

Síguenos en Twitter.com/c_indigenas o como @c_indigenas.
Búscanos en Facebook como Corresponsales Indígenas y hazte fan

11/08/2010

Los periodistas mexicanos, en la mira de los violentos

Ciudad de México., DF., (El País).- El Ángel de la Independencia, el monumento más importante que se eleva majestuoso en medio del Paseo de la Reforma en el Distrito Federal, capital de México, ha sido una vez más el punto de encuentro de una marcha. Esta vez, son los periodistas mexicanos que dejan a un lado sus cámaras, micrófonos y grabadoras para pedir un alto a la violencia que se ha ensañado contra este gremio.

De acuerdo con la organización Reporteros Sin Fronteras y la Sociedad Interamericana de Prensa, México es hoy uno de los países más peligrosos para ejercer el periodismo. “Porque los queremos vivos, porque los buscamos. 11 periodistas siguen desaparecidos y 67 crímenes no han sido resueltos”, dice el cartel que se difundió por el mundo entero para invitar a la marcha, realizada este sábado.

La gota que llevó a que los periodistas protagonizaran una movilización, como las que tantas otras veces cubrieron por otros temas como el secuestro, fue el plagio de cuatro reporteros, el pasado 26 de julio, en el estado de Durango, después de realizar la cobertura de un motín en un penal.

Los cuatro periodistas fueron secuestrados por el Cartel de Sinaloa, que lidera Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán. La exigencia para liberarlos
fue presionar a la televisión a difundir información afín a sus intereses.

Uno de los periodistas era integrante del grupo Milenio, otro de Televisa Laguna, uno más de Televisa México y el último laboraba para un diario local de Durango.

Con el secuestro de los reporteros, el Cartel de Sinaloa inició una nueva forma de dar a conocer sus mensajes contra sus enemigos y la sociedad en general.

En un hecho sin precedentes, uno de los programas más vistos en Televisa, Punto de Partida, no salió al aire en protesta por el secuestro de sus colegas, mientras columnistas de renombre, utilizaron sus espacios para repudiar el hecho y exhortar al gremio periodístico a tomar medidas conjuntas para cubrir el narcotráfico.

Después de cinco días de cautiverio, los periodistas fueron liberados. Se confirmó entonces que el objetivo era utilizarlos como moneda de cambio para que sus respectivos medios, difundieran un mensaje donde se afirmaría que el gobierno del vecino estado de Coahuila protegía al grupo delictivo de ‘Los Zetas’, banda rival.

Pese a la liberación, el 3 de agosto se informó de la desaparición de un miembro del semanario La Opinión, en el municipio de Jerez, en Zacatecas.
Periodistas en la mira

“En esta guerra no hay garantías”. Estas fueron las palabras del editor de un diario de Veracruz al referirse a la difícil situación que atraviesan los periodistas en todo el país.

El editor ha pedido el anonimato para contar su historia. Señala que él y muchos otros compañeros de diarios locales, saben que no deben publicar ninguna noticia que tenga que ver con el crimen organizado y menos narcotráfico. “La información sobre narcos la conocemos todos, pero no sabes nunca si la amenaza viene del lado oficial o de la delincuencia, preferimos no meternos”, narra el comunicador, y agrega que los abusos hacia el gremio por parte del gobierno estatal son evidentes.

Lemic Madrid, reportero de la fuente de justicia en la capital mexicana, recuerda que hace dos años un grupo de periodistas del diario Excélsior hicieron un recorrido por municipios de “tierra caliente” entre los que se encontraban Michoacán y Guerrero. La idea era publicar reportajes de investigación sobre la delincuencia organizada en los estados de alto riesgo.

Curiosamente, mientras los reporteros iban llegando, las autoridades ya conocían para donde se dirigían y qué temas estaban indagando. De igual forma, los encargados de la seguridad en el municipio les advertían: “no salgan en la noche”.

Lemic se percató de que las condiciones de sus colegas en los estados no son las óptimas. “No tienen seguridad social, tampoco un seguro de vida”, comenta.

En el 2009 se registraron un total de 244 agresiones a la libertad de expresión en contra de periodistas y medios de comunicación en México, así lo informó el Centro Nacional de Comunicación Social (Cencos).

De los ataques que corresponden a funcionarios públicos, casi en un 60% fueron, presuntamente, cometidos por las fuerzas de seguridad, donde se incluye al Ejército mexicano (responsable de 26 agresiones) y a diversas corporaciones de la Policía.

El año pasado, once periodistas fueron asesinados y una permanece desaparecida. En lo que va corrido del 2010, diez reporteros han sido asesinados.

Juan Fernando Ealy, director ejecutivo del diario El Imparcial e integrante de la Sociedad Interamericana de Prensa, señaló que las agresiones a periodistas han pasado a formar parte del “macabro inventario de muertes y víctimas que ha traído consigo la guerra contra y entre los carteles de la droga”.

“Los procesos de investigación avanzan poco o nada y esto nos preocupa muchísimo”, dijo, al insistir en la necesidad de atraer a nivel federal la investigación de los casos de periodistas asesinados por el crimen organizado.
Los estados más afectados

Diego Osorno, autor del libro El Cartel de Sinaloa, asegura que las agresiones contra periodistas en México van en aumento. “También proliferan las desapariciones, igual que los asesinatos”.

Osorno, señala que los periodistas de Michoacán, Veracruz, Sinaloa y Chihuahua (donde está Ciudad Juárez) son los más propensos a sufrir agresiones. También lamenta que el gremio periodístico en México sea tan “poco organizado”, mientras que en países como Colombia y EE.UU. los medios son más unidos y salen a repudiar el hecho.

Sinaloa es uno de los estados más afectados por el narcotráfico. “En Culiacán (capital de Sinaloa) no hay acceso a fuentes formales ni a documentos, generalmente lo que uno obtiene es información filtrada, extraoficial, que siempre, invariablemente, debe confirmarse”, explica en una entrevista el periodista Javier Valdez del semanario Riodoce de esta zona.

Este semanario, ubicado en Culiacán, fue atacado el año pasado con una granada. No hubo heridos.

Otra de las zonas más conflictivas para el trabajo de los periodistas es Ciudad Juárez, la ciudad más violenta de México. Un informe del Comité de Protección a Periodistas, dice que en esta ciudad la censura ha sido la forma de sobrevivir de los profesionales, “Hemos aprendido la lección: para sobrevivir, publicamos lo menos posible,” dijo Alfredo Quijano, jefe de redacción de Norte de Ciudad Juárez, este comité.

El sábado los periodistas del Distrito Federal marcharon por sus colegas de estas zonas. “Salimos a las calles para exigir un alto a la impunidad y a la indiferencia de las autoridades”; para garantizar la seguridad para los periodistas, los trabajadores de los medios y los ciudadanos en su conjunto”, decía el comunicado de los organizadores de la marcha.

Y finalizaba: “los periodistas necesitamos de los ciudadanos, las organizaciones de la sociedad civil, para ejercer la libertad de expresión en condiciones de seguridad”.

Niega CDI dichos de Abreu sobre radios

Ciudad de México, DF., (Reforma).- La Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI) dio a conocer que no cuenta con ninguna prueba documental que sustente el dicho de su titular, Xavier Abreu Sierra, quien en enero pasado manifestó que había radios comunitarias que servían al crimen organizado.

A través de una respuesta a una solicitud de información, la comisión informó que no existe en ninguno de sus archivos y acervos alguna información que documente los señalamientos del comisionado, quien no hizo mención específica de las estaciones supuestamente involucradas.

Durante la presentación del Informe Mundial sobre la Situación de los Pueblos Indígenas, en enero pasado, el funcionario dijo a la prensa: Tenemos que monitorear que la programación de esas radios sea verdaderamente comunitaria y en beneficio de la comunidad porque algunas radios comunitarias, con el nombre comunitarias, están sirviendo a favor del crimen organizado".

Pese a la insistencia de los medios de comunicación, Abreu no detalló su dicho y manifestó que no iba a exhibir las pruebas de su afirmación, dado que tal era información reservada de la Secretaría de Gobernación (Segob).

Después de esta manifestación pública, un particular pidió a la CDI especificar cuáles eran esas estaciones de radio y la organización delictiva a la que servían, con base en la declaración que hizo Xavier Abreu.

"Después de haber realizado una búsqueda exhaustiva en los documentos que obran en esta Comisión, no se localizó información de estaciones de radio que estén infiltradas o vinculadas con el crimen organizado, así como el nombre del cártel con el que se relaciona a las radiodifusoras", respondió la comisión.

El Instituto Federal de Acceso a la Información y Protección de Datos (IFAIPD) tiene programado en su sesión del pleno de este miércoles, revisar este caso y decidir si confirma, modifica o revoca la respuesta de la CDI.

Se deslinda Fenic de la violencia en Mixtepec

Por René López, corresponsal

Tlaxiaco, Oax.- El Frente Nacional Indígena y Campesino, (Fenic) no contrató sicarios, paramilitares o personas vinculadas al narcotráfico, para asesinar o provocar heridos y muertos en los problemas por tierras entre San Juan Mixtepec, como lo ha dicho su comisariado; al contario en coordinación con Antorcha Campesina, se lograron las dos primeras liberaciones de los 39 personas retenidas a raíz de este conflicto, Declaró Arturo Pimentel Salas, Dirigente nacional de dicha Organización.

 En conferencia de prensa, dijo, que está en contra de las declaraciones de Moisés Jacinto López Hernández, presidente bienes comunales de San Juan Mixtepec, al declarar que ellos esta vinculados con sicarios narcotraficantes para provocar la violencia, cuando en realidad, como organismo nacional, siempre han procurado por los derechos humanos, y el ejemplo ha sido la primera liberación de personas retenidas a los primeros días de su retención. 

Esta organización y Antorcha campesina, dijo, creo que estamos en la disposición de dialogo y jamás nos hemos cerrado como lo han declarado, ese fue uno de los principios planteados desde un principio frente a la asamblea general de comuneros de Mixtepec. 

Nuestra lucha está basada por ideales y principios, no de grupo, ni personal, por eso, rechazamos ese tipo de declaraciones que dio el señor Jacinto que solo provoca confusión, porque nosotros no somos sicarios vinculados al narcotráfico como se nos ha llamado. 

Nunca hemos agotado el dialogo, siempre ha sido nuestra única arma, tampoco perseguimos intereses personales ni políticos, solo queremos la libertad de todos los detenidos que pertenecen a esta organización.  

En relación a las declaraciones que hizo el comisariado, estas solo entorpece la mesa de diálogo y confunde más a la gente, por lo que dijo que es hora de hablar con la verdad, ya que el FENIC, solo quiere que los pueblos originarios ya no se confronten y si a una solución pacifica para que se pueda vivir en hermandad. 

Añadió que no debemos hacer afirmaciones sin sustento, menos ahora que estamos los indígenas mixtecos atrapados en un problema que pudimos haber negociado sin problemas,  pero ante los intereses y orgullos de unos, hoy surge la violencia, ante esta situación, continuamos haciendo el llamado para una mesa de diálogo con ambas comunidades en un lugar neutral con la intervención de los gobiernos estatal y nacional.

Organizaciones indígenas se oponen a la construcción de ciudad rural en Chenalhó

San Cristóbal de las Casas, Chis., (La Jornada).- Ante reiteradas versiones de que el gobierno del estado pretende construir una nueva ciudad rural en el municipio de Chenalhó, las organizaciones indígenas independientes han manifestado su rechazo: Nos preocupa que el proyecto se imponga y no se consulte al pueblo, y si se hace cierta consulta es con base en mentiras y omisiones, expresa Pueblo Creyente, de la parroquia de San Pedro Chenalhó.

A fines de julio, la Sociedad Civil Las Abejas de Acteal denunció la existencia del proyecto, que aunque oficialmente lo nieguen el mal gobierno estatal y municipal, se sabe que está ya previsto en Chenalho.

Cabe recordar que en Santiago El Pinar, municipio ubicado entre Chenalhó y San Andrés, está a punto de concluir la edificación de una ciudad rural muy festinada por el gobierno estatal, y que ha sido señalada como contrainsurgente por analistas y organismos ambientalistas.

Sostenían Las Abejas: Sabemos que es parte del Proyecto Mesoamericano, que no inició el mal gobierno de Felipe Calderón ni de Juan Sabines, sino desde Carlos Salinas de Gortari cuando firmó el Tratado de Libre Comercio, que causó el levantamiento armado de nuestros hermanos zapatistas en 1994.

Por su parte, en el boletín más reciente del Centro de Investigaciones Económicas y Políticas de Acción Comunitaria (CIEPAC), la investigadora Mariela Zunino apunta: La nueva escalada de apropiación del espacio común y el territorio del Proyecto Mesoamérica va en línea opuesta a la construcción autonómica de los pueblos y comunidades indígenas. En Chiapas, los espacios de gestión autónoma del EZLN avanzan hacia la construcción de una nueva territorialidad, donde los planes y proyectos neoliberales no tienen cabida (21 de julio).

Sumándose a estas denuncias, la asamblea de Pueblo Creyente argumenta: “Las ciudades rurales no las inventaron los gobiernos de este sexenio; tienen su historia muchos años atrás, desde la colonización de América; en ese tiempo se conocían como ‘reducciones’, con el objetivo de hacer más fácil y eficiente el control de la población para cobrarle tributos, utilizarla como mano de obra para minas, plantaciones, construcción de las ciudades de los españoles y, por supuesto, para su control político y militar”. Entonces, como ahora, “se alegaba que habría ventajas, que la concentración poblacional permite ‘el acceso a los servicios básicos’, según que para combatir la pobreza”.

Pueblo Creyente rechaza definitivamente la construcción de las ciudades rurales, porque este plan es para que abandonemos nuestras tierras y que empresas trasnacionales las ocupen y una vez que estemos concentrados nos puedan controlar y obligarnos a sembrar otros cultivos que ya no van a ser milpa o frijol. Sabemos que el gobierno ofrece mucho dinero para comprar las tierras.

La historia no ha terminado, añade. Los gobernantes actuales siguen despojando a los campesinos, como a nuestros hermanos de San Salvador Atenco cuando Vicente Fox les quería comprar sus tierras pero los campesinos se negaron y las defendieron. El gobierno para vengarse les inventó delitos y los condenó a la cárcel.

Como expresaban Las Abejas dos semanas atrás, las ciudades rurales y los proyectos neoliberales pretenden abrir el camino a las trasnacionales para imponer sus proyectos en nuestro territorio, en complicidad con los gobiernos serviles de México que incumplieron los acuerdos de San Andrés y crearon la guerra de contrainsurgencia, culminando con la masacre de Acteal.

El gobierno en turno, concluían, continúa la guerra contra nosotros, con otro rostro pero el mismo objetivo de despojo de nuestros recursos naturales y de tratarnos como objetos y no sujetos de derechos ni de nuestra propia historia.

Persiste poca oferta laboral a los mayas

Mérida, Yuc., (Tribuna de Campeche).- La falta de oportunidades de empleo para la población indígena, en especial para los jóvenes, es uno de los rezagos más importantes y una de las deudas más añejas que tiene la sociedad mexicana hacia con sus poblaciones indígenas.

En entrevista, la directora del Instituto para el Desarrollo del Pueblo Maya de Yucatán (Indemaya), Abigail Uc Canché, consideró que esta situación es prueba de que persiste la  discriminación hacia las etnias y no se respetan todos sus derechos.“Aquí hablamos del derecho de tener un trabajo digno y bien remunerado y siendo sinceros, los indígenas de Yucatán precisamente adolecen de oportunidades de trabajo y lo mismo pasa con otras etnias y poblaciones indígenas de México y otros países”, comentó.

Dijo que varios jóvenes mayas se han acercado al Instituto a pedir orientación, pues buscan oportunidades de empleo, y algunos  han comentado que por su apariencia y costumbres han sido rechazados o han tenido problemas laborales.

“Eso es preocupante, pues las comunidades mayas ocupan más del 52 por ciento de la población total de la entidad y tiende a crecer y por ello cada vez se requieren más oportunidades de empleo y desarrollo y por el contrario, cada vez son menos”, expuso.

“Allá es donde no funcionan adecuadamente las cosas y empiezan a darse las injusticias y problemas que han mantenido marginadas a nuestras poblaciones indígenas y es donde habrá que hacer mayor esfuerzo”, subrayó.En vísperas de festejarse el Día Internacional de los Pueblos Indígenas, Uc Canché expuso que otro rezago es la impartición de justicia a la población mayahablante, pues se han dado casos de personas que no pudieron defenderse adecuadamente en un juicio por no hablar español.

En ese sentido, dijo que Yucatán ya cuenta con tres traductores acreditados ante el Instituto Nacional de Lenguas Indígenas para precisamente apoyar a los mayahablantes en caso de que tengan que ser sujetos a un procedimiento legal.

Realizarán el Festival Maya Nuestras Raíces

Tuxtla Gutiérrez, Chis.- En el marco de la conmemoración del Día Internacional de las Poblaciones Indígenas, que se celebra el 9 de agosto de cada año, el gobierno del estado de Chiapas, el Consejo Estatal para las Culturas y las Artes de Chiapas, el Centro Estatal de Lenguas, Arte y Literatura Indígenas y el H. Ayuntamiento Constitucional de Huitiupán, llevarán a cabo el Festival Maya Nuestras Raíces, evento que tendrá lugar en la cabecera municipal de Huitiupán, del 11 al 14 de agosto de 2010.

Por su naturaleza el festival, es un espacio plural e incluyente, que propicia el diálogo, la hermandad, conservación y el fortalecimiento del patrimonio cultural material e inmaterial, a lo cual fomenta el respeto y reconocimiento de los derechos culturales y lingüísticos de los pueblos indígenas.

En este eje se emprenderán actividades que contribuyan a la promoción y fortalecimiento de las prácticas culturales y lingüísticas de los pueblos indígenas, en respuesta a ello se efectuarán conferencias y foros, relacionados a la historia cultural de los pueblos originarios.

En este evento se mostrarán los saberes y vivencias de los pueblos originarios, a través de la música, danza, teatro, ceremonia y demás actividades que reflejan la vida cotidiana y familiar de los pueblos. Por ello habrán ceremonias, carnavales , donde se destaca la participación del Carnaval tsotsil de Chenalhó, Danza tzotzil de las chuchinas de Huitiupán, choles y tzeltales, así como la participación de grupos de los pueblos tzeltal, tojolabal, mochó, kakchikel, jacalteco, chuj, acateco, mam, zoque. Cerrará este festival con  la participación de la Marimba Femenina de Concierto del Ministerio de Guatemala C.A.

Cabe mencionar que el acceso a las actividades artísticas, conferencias, foros académicos, exposiciones y talleres, son gratuitos para todo el público en general, por lo que la invitación queda abierta para todos quienes deseen acudir y formar parte de esta gran fiesta: El Festival Maya Nuestras Raíces.