¡Búscanos en las redes sociales!

Síguenos en Twitter.com/c_indigenas o como @c_indigenas.
Búscanos en Facebook como Corresponsales Indígenas y hazte fan

01/09/2010

Atacan a campesinos mixtecos de Guerrero

Chilpancingo, Gro., (El Universal).- Los campesinos de la Organización para el Futuro del Pueblo Me´phaa (OPIM), Ambrosio García Catarino, Ramón García Guadalupe, Audencio y Álvaro Ramírez Concepción, fueron agredidos a balazos por un grupo armado de ocho hombres, en una parcela de la comunidad de Juquila, del municipio de Ayutla, en la región de la Costa Chica de Guerrero.

De acuerdo a la información de Abel Barrera, del grupo defensor de derechos humanos Tlachinollan, la agresión a balazos que duró por espacio de 20 minutos, se produjo el lunes de esta semana en la parcela del campesino Jorge Luis García Catarino, que es beneficiario de medidas cautelares solicitadas por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

Indicó que debido a la incomunicación en que se encuentra la comunidad de Juquila, por derrumbes en el camino de terracería, que fueron retirados a pico y pala por los habitantes del lugar, fue que hasta ayer martes pudieron ser trasladados los cuatro campesinos heridos de bala al hospital civil de Ayutla.
Dijo que el campesino mixteco Álvaro Ramírez Concepción es el que más resultó herido de gravedad porque recibió un disparo en la espalda y otro en la ingle de la pierna derecha, los otros tres también recibieron varios impactos de bala, pero se encuentran estables.

El grupo Tlachinollan demandó de la Secretaría de Seguridad Pública y Protección Ciudadana (SSPPC) y de la propia Policía Investigadora Ministerial (PIM), la protección de los cuatro campesinos agredidos porque nadie garantiza que sus agresores vayan al hospital civil de Ayutla para rematarlos.

Abel Barrera indicó que el atentado en contra de los labriegos mixtecos de la OPIM, ocurrió cuatro días después que salió libre Raúl Hernández Abundio, y es parte de una escalada represiva en contra de los 108 defensores de derechos humanos en Guerrero, para quienes la CIDH, también solicitó medidas cautelares al gobierno mexicano, con las que aun no cuentan.