¡Búscanos en las redes sociales!

Síguenos en Twitter.com/c_indigenas o como @c_indigenas.
Búscanos en Facebook como Corresponsales Indígenas y hazte fan

18/11/2010

Indígenas wirraritari consideran ofensivo que los llamen huicholes

Guadalajara, Jal., (Notisistema).- A los indígenas wirraritari de Jalisco no les gusta que les llamen huicholes, pues aun cuando así los conoce el común de la gente, para ellos ese calificativo es ofensivo, explica Adrián Ramírez Flores, presidente del Fondo Regional Indígena de la Zona Metropolitana de Guadalajara.

“Es como burla, es como burla algo así, por eso ellos en su nombre verdadero es wirrárica, es como que le dices a alguien indio, sí, sí, y eso no debería de ser…”.

Por esta razón la comunidad wirrárica trabaja en un proyecto con universidades como el ITESO para realizar foros, conferencias y talleres donde se conozca toda su cultura para que los ciudadanos en Jalisco y en todo México entiendan sus tradiciones y los respeten.

Nota de Corresponsales Indígenas: En singular se dice Wirxárika, en plural es Wirxáritari

Pronunciamiento ENLACE, a un año del inicio de las agresiones contra Adolfo y Margarita

Comitán, Chis.- A un año del inicio de las agresiones contra Adolfo Guzmán Ordaz y Margarita Guadalupe Martínez Martínez, su familia, las y los integrantes de nuestro equipo en Comitán, ENLACE, Comunicación y Capacitación, A.C., reprueba la insensibilidad y las negligencias cometidas por parte de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) y por el gobernador Juan José Sabines Guerrero para encubrir a los presuntos responsables de abuso de autoridad, uso desproporcionado e indebido de la fuerza y falsedad en declaración respecto al allanamiento del domicilio de Adolfo y Margarita, perpetrado el pasado 8 de noviembre de 2009 en la ciudad de Comitán.

Lamentamos y denunciamos la inefectividad e ineficacia de medidas legislativas y de organismos públicos especializados en la defensa de las y los defensores de los derechos humanos integrales, que profundiza la situación de impunidad que prevalece en el estado de Chiapas, favoreciendo la repetición de violaciones a los derechos humanos y dejando en total indefensión a las víctimas y a sus familias.

Exigimos al Estado mexicano el cumplimiento serio y cabal de las recomendaciones emitidas por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos a favor de las víctimas, al Procurador General de Justicia del Estado, Raciel López Salazar, y al gobernador Juan José Sabines Guerrero, actúen consecuentemente para evitar el encubrimiento de funcionarios públicos bajo su mando directo y la dilación de justicia en este caso particular y en todas las situaciones de violación de los derechos humanos individuales y colectivos.

Agradecemos a todas las personas, comunidades, pueblos, organizaciones de la sociedad civil nacional e internacional, que han acompañado comprometida y solidariamente este difícil y doloroso proceso vivido por Adolfo, Margarita, su familia y nuestro equipo en Comitán, participando activamente en las acciones urgentes y otras iniciativas relativas a la difusión del caso y la situación de violación a los derechos humanos integrales en Chiapas. En particular, agradecemos el trabajo profesional y comprometido del Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de Las Casas.

Hacemos un nuevo llamado a la suma de esfuerzos para concretar el acceso a la justicia de todas las víctimas y transformar la realidad de impunidad que se profundiza y amplía en Chiapas y en nuestro país.


Atentamente


Mariano Salazar Molina
Director General / Coordinación Estratégica Interregional

Imparable, la migración de indígenas

Ciudad de México, DF., (El Universal).- La Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI) señaló que a pesar de todos los esfuerzos realizados, la migración de indígenas continúa. Calculó que unos dos millones viven en el extranjero en busca de mejores oportunidades.

Xavier Abreu Sierra, director general de la CDI, afirmó que son "mínimos los casos de indígenas que hayan cambiado la siembra de maíz por la de marihuana" o bien que sean utilizados como 'burros' para transportar drogas.

"Es mínimo, no representan casos significativos y mucho menos en el sureste de México", apuntó.
En su gira por el sur de Quintana Roo, el funcionario federal señaló que la migración a Estados Unidos se "trata de un tema muy añejo, ya que es mayor la movilidad de estas personas a las zonas urbanas en México que al extranjero".

 POBREZA

Reconoció que a pesar de todos los "esfuerzos que han realizado las autoridades, los indígenas en el país siguen siendo los más pobres de los pobres.

"Aun y cuando en estos últimos años el presupuesto para las zonas indígenas se ha casi triplicado, ya que pasó de los 24 mil millones de pesos a los 60 mil millones de pesos, falta mucho por hacer".
Comentó que en México habría unos 14 millones de indígenas, de los cuales 10 millones habitan en las comunidades, en tanto que dos millones radican en la zona urbana y una cantidad similar lo hace en el extranjero.

Indicó que de los que radican en el país, cuando menos un millón viviría con "menos de un dólar al día", en tanto que seis millones más estarían en una situación de pobreza extrema.

En Quintana Roo, particularmente en las comunidades de la zona maya de José María Morelos y Felipe Carrillo Puerto, la poca "productividad de la tierra" ha dejado a esa población en condiciones de una vulnerabilidad extrema en comparación con otros municipios de la entidad, refirió el funcionario.

Indígenas mexicanos piden estar en cumbre de Cancún

En medio de las informaciones que pronostican el fracaso de la 16 Conferencia de las Partes de la ONU sobre Cambio Climático (COP16), representantes de purépechas, zapotecos y totonacas, entre otras etnias del país, reclamaron ayer desde su Mesa Nacional Indígena sobre Cambio Climático su derecho a participar como observadores del 29 de noviembre al 10 de diciembre en la cita de Cancún.

En el documento “Declaración de los Pueblos Indígenas de México sobre Cambio Climático”, las agrupaciones llaman al gobierno del presidente Felipe Calderón a apoyar la reducción de gases de efecto invernadero (GEI) y la dependencia de combustibles fósiles, un mayor respeto a las formas de vida y los modelos de desarrollo indígenas y el reconocimiento de los derechos que tienen sobre sus territorios, en especial el de libre determinación y consulta.

Al respecto, recordaron que en octubre varias asociaciones indígenas denunciaron ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) que México vulnera el derecho a consulta de algunas comunidades con “extorsiones y falsificación de firmas” para construir “megaproyectos” en sus territorios.

La Declaración propone crear un grupo de expertos indígenas para “distribuir de forma justa entre sus comunidades los beneficios derivados de los proyectos de adaptación al cambio climático”; y pide al gobierno que se armonice jurídicamente la Constitución con estándares internacionales como la Declaración sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas, en especial sobre su capacidad para manejar tierras y recursos.

La beligerancia de la Mesa Nacional es esperanzadora, pese a que el mismo presidente Calderón advirtió en Seúl que había que tener “expectativas realistas” frente a la COP16, es decir que, al igual que hace un año atrás en Copenhague, tampoco se firmará ahora un protocolo que reemplace al único pacto mundial existente hasta ahora sobre el control de los GEI, el Protocolo de Kioto, firmado hace 13 años y que expira en 2012.

De cara a Cancún, la Agencia Internacional de Energía (AIE) de la ONU —a la que difícilmente los escépticos del cambio climático en México y otras partes pueden acusar de “lobby pro Greenpeace” o algo por el estilo—, ha advertido que el fiasco de Copenhague costará al mundo 1,000 millones de dólares en inversiones adicionales de aquí a 2030, sólo para intentar paliar los efectos derivados de la negligencia (el adjetivo es nuestro) de lo que no se aprobó.

La pregunta cae por su propio peso: ¿sabrá ya la AIE cuánto va a costar al planeta el fracaso de Cancún?