¡Búscanos en las redes sociales!

Síguenos en Twitter.com/c_indigenas o como @c_indigenas.
Búscanos en Facebook como Corresponsales Indígenas y hazte fan

15/07/2010

Consulta, antes de decidir sobre Ley Indígena, exigen

Por  Carmen González Benicio, corresponsal


San Luis Acatlán, Gro.- La Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias (CRAC) y Policía Comunitaria (PC) que se conforma en su mayoría de indígenas me’phaa y na savi y tiene su fuerza en  la región  de la Costa Chica de Guerrero (sur de México) pidió una consulta a ras de suelo para discutir el contenido de tres iniciativas de Ley en materia de Cultura y Derecho indígena que promueve el Congreso del estado.
Para  dictaminar las tres iniciativas propuestas por tres diputados del Congreso del Estado de Guerrero, el presidente de la comisión de Asuntos Indígenas, Victoriano Wences Real, del Partido del Trabajo impulsó una serie de foros de consulta para el Desarrollo Social de los Pueblos Indígenas para “enriquecerlas, modificarlas y consensuarlas con los pueblos indígenas”, comentó.
Sin embargo,  después de hacer consultas en Tlapa, en la región de la Montaña y en Chilpancingo, capital del estado de Guerrero los integrantes de la CRAC-PC, que se encarga de la seguridad de los habitantes de la zona de forma comunitaria, pidió la presencia de la Comisión de Asuntos Indígenas para que difundiera el contenido de las iniciativas porque no lo conocían ni los habían tomado en cuenta para su elaboración.
La CRAC-PC funciona a través de Asambleas comunitarias y decidió cambiar el foro de consulta a uno de información argumentando que no los tomaron en cuenta en la elaboración de las iniciativas y nuevamente se hacían por “gente no indígena”.
De esa manera, en el auditorio Ejidal de la cabecera municipal de San Luis Acatlán la Asamblea declaró una sesión permanente  para realizar la consulta en el territorio comunitario que comprende 11 municipios de la Costa Chica y La Montaña (sur de México) para dar a conocer el contenido de la tres iniciativas, pero dejaron claro que la actividad  no implicaba la aceptación de sus contenidos.
Antes de iniciar con la participación de los asistentes leyeron  un pronunciamiento con relación al foro informativo de las iniciativas de reforma sobre Derechos y Cultura Indígena apelando al artículo 6 del Convenio 169 de la OIT, que establece el derecho a la consulta por lo que se consideró necesario contar con copias y recursos económicos  para hacer “una amplia consulta en el territorio de la CRAC-PC”.
El presidente de la Comisión de Asuntos indígenas, Victoriano Wences Real manifestó que tenían razón, pero la información a discutir no eran leyes sino iniciativas hechas  por tres diputados y el como presidente de la Comisión de Asuntos Indígenas consideró que debían ser socializadas antes de  dictaminar una en el pleno “debe llevar el sentir de los pueblos indígenas para que puedan apropiarse de ella”, dijo.
Por su parte, el diputado Efraín Ramos Ramírez dijo que no acudía a defender su iniciativa sino a difundirla para su perfección porque estaba sujeta a cambios para un mejor desarrollo de los pueblos indígenas y que por eso se realizaban los foros y se consultó a diversos líderes de opinión.
Los oradores coincidieron en que era necesaria una consulta  amplia, que será lenta por las condiciones geográficas de la zona que complican el acceso a las comunidades en este temporal de lluvias, “pero no debe ser forzada” y necesitaban material para eso como copias de las iniciativas o para trasladarse.
Wences Real dijo que el Congreso no cuenta con recursos etiquetados para ello, pero a la Secretaría de Asuntos Indígenas se le aprobó el año pasado un millón y este 2010, más de medio millón de pesos para este tipo de actividades y que debían acercarse a ella con una propuesta de cómo, dónde hacerlas.
Los asistentes emplearon más de tres horas para quejarse de la exclusión que han padecido los pueblos indígenas, así como la criminalización de que son objeto por luchar por sus derechos, como las órdenes de aprehensión que existen en su contra, que no fueron consultados y que debían hacerlo, no sólo con ellos sino con toda la ciudadanía, que se ajustará a la realidad.
Que haya una ley que los respalde y proteja de las intromisiones sin fundamente de las corporaciones militares o policiacos y que para eso se retomen las propuestas hechas por diversas organizaciones, convenciones y foros,  se respeten los acuerdos y contenidos de San Andrés, Ley Cocopa que fue cercenada y no se resolvió el problema en 15 minutos.
El fundador de la Policía Comunitaria, Cirino Placido insistió  en la consulta a ras de suelo, “pero para eso necesitamos dinero, porque la pobreza nos limita” para que no haya remiendos en las leyes “no hay prisa ya esperamos mucho y no necesitamos ser reconocidos ya estamos reconocidos y operamos con el sistema normativo de las comunidades”.
Llegó el presidente municipal,  de San Luis Acatlán,  Vicario Portillo quien dijo que el tema indígena atañe a las autoridades municipales por lo que era necesario se incorporaran para conocer las iniciativas de ley que había en la materia y que no se fueran por colores partidistas porque la región Montaña y Costa Chica se integra de población indígena, se comprometió a apoyar con las copias de las iniciativas para su discusión en las comunidades de la CRAC-PC y presenten su propuesta porque no sólo debía contener lo que pensarán ellos sino de todo el estado.

Incomunican deslaves a comunidades indígenas en Guerrero

Por Carmen González Benicio, corresponsal

Tlapa de Comonfort, Gro.-
La carretera Tlapa-Marquelia nuevamente es afectada por las constantes lluvias que caen en La Montaña lo que generaría el corte de la comunicación con la Costa Chica ante el deslave y hundimiento de un carril, cerca de la comunidad de Paraje Montero, del municipio de Malinaltepec.

Los transportistas y los integrantes de la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias (CRAC) y la Policía Comunitaria (PC), en su reunión del pasado lunes en San Luis Acatlán también exigieron mejores condiciones de la vía porque las zonas indígenas eran las más marginadas.

Aunque la vía de comunicación presenta malas condiciones de principio a fin con baches que se convierten en pozos, los deslaves de tierra y piedra, árboles que caen sobre ella dificultando el paso de los automovilistas que la recorren “conformes” porque está mejor que hace muchos años.

Los transportistas de la ruta Transportes Sureste Costa Chica-Montaña circulan con precaución en el lugar del hundimiento del carril de la carretera “está feo, pero yo me aviento aunque estaría feo si nos caemos porque esta bien hondo”, dice un chofer.

Hay otros conductores que no son tan “aventados” porque sus vehículos son carros de volteo y su sólo peso ocasionaría el total rompimiento de la carretera Tlapa-Marquelia en la que no se ven los 15 millones de pesos, que según el senador Ángel Aguirre estaban etiquetados para ella, los cuales eran insuficientes.

Para los choferes de la urvan de la ruta Tlapa-San Luis Acatlán es necesaria “una manita a la carretera” porque los tiempos de recorrido aumentaron porque si antes se tardaban tres horas ahora van de cuatro hasta cinco.

Lamentaron que en otros lugares se le de mantenimiento a las carreteras y en la Tlapa-Marquelia no encuentran a nadie dándole mantenimiento.

Un chofer de la ruta dijo que estaban en proceso de elaborar un escrito para exigir una mejor carretera y pedían el apoyo de los presidentes municipales que comparten el paso de la carretera como el de Malinaltepec, Iliatenco, San Luis Acatlán, Xalpatlahuac, Atlamajalcingo del Monte y de Tlapa.

Ante la falta de mantenimiento los mismos indígenas y gente que circula por ella le echa tierra y piedras con la idea de retener el deslave del otro carril que cortará la circulación de automovilistas.

Los integrantes de la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias (CRAC) y la Policía Comunitaria (PC), en su reunión del pasado lunes en San Luis Acatlán también exigieron mejores condiciones de la vía porque las zonas indígenas eran las más marginadas.

Exaltan a etnias en pabellón especial

Silao, Gto., (Milenio).- Desde la perspectiva del mundo indígena, en el Parque Bicentenario se refleja un país multicultural y dinámico de un núcleo que ha sido excluido históricamente.

Miradas sin rendición es la exposición del Pabellón de la Identidad que abarca temas del universo indígena de México, que sobrevive ante cambios drásticos como la modernidad y la migración a Estados Unidos.

El museógrafo encargado de este lugar, Sergio Arroyo, explicó que la cohesión de las etnias nacionales ahora se debe a factores diferentes a los de antes, para enfrentar las adversidades en un mundo “hostil” frente a su cultura.

“No siempre es valorado, comprendido, ni suficientemente incorporado a las políticas públicas del país. Estamos hablando de comunidades en contante tránsito que tienen que ver con la subsistencia por la geografía y de manera natural el mundo cambia”.

Sin embargo, el etnólogo aclaró que Miradas sin Rendición puede ser el punto de partida para la sociedad que desconoce y rechaza la cultura, tradiciones y ritos de las etnias prehispánicas.

“La mayor virtud de la exposición es dar una visión íntegra del universo indígena, una visión que tiene aparte un elemento educativo que describe el alcance y dimensión del mundo indígena, el conocimiento de la visión del indio y conocer su presente”, explicó.

La exposición presenta piezas de culturas como la Olmeca y Huichol, que muestra la diversidad cultural de México, incluso antes de la colonización.