¡Búscanos en las redes sociales!

Síguenos en Twitter.com/c_indigenas o como @c_indigenas.
Búscanos en Facebook como Corresponsales Indígenas y hazte fan

17/01/2011

Con el tajonal, esperanzas para el apicultor

Por Bernardo Caamal Itzá, corresponsal


Peto, Yuc.- Por fin, en éstos últimos días, lo botones florales de los tajonales -Viguiera dentata var. Heliantoides-, se abrieran y le dieran en estas fechas, un colorido especial al paisaje y esperanzas al apicultor yucateco.

Aparte de la belleza que impregnan al campo, el olor a miel y el ruido de las abejas, no se hicieron esperar - a pesar de que en los últimos días las temperaturas han sido cambiantes en la región sur de Yucatán-, porque sólo en esta semana que termina, la temperatura fluctuó entre los 8 a 22 grados.

Con respecto a la apicultora, los productores opinan que el efecto del trips en los tajonales ha sido claro y contundente, porque a diferencia de hace más de 10 años - en éstas fechas-, el campo se tiñe de amarillo. Hoy, sólo se registran manchones en las milpas y en la orillas de las carreteras.

“¡Que florezcan los tajonales!, decíamos hace muchos años, porque el hecho de florecen en los tiempos en que llegan los vientos fríos del norte, representan una esperanza para nosotros como apicultores” nos confiaba hace unos días varios apicultores del municipio de Peto.

Sin embargo, otro apicultor nos confió “Hoy aunque veamos florecer el tajonal. Te acercas y puedes observar que los botones florales están llenos de bichinitos lo que hacen que éstas plantas no tengan muchas semillas y mucho menos néctar

Experiencias de otros productores, resaltaban “En los años en que el tajonal daba muchos flores y con abundante néctar, el clima era benigno, porque aunque hacia frio pero había lluvias. Hoy sólo se presenten estos intensos fríos y las lluvias son escasas”.

Todo eso es claro, nuestras abejas aunque visiten las flores del tajonal, no obtienen nada, y luego éstos fríos intensos diezman nuestros apiarios”, dijo tajantemente otro apicultor.

Hoy escuchas que hay muchos programas del Gobierno que dicen que apoyan al productor para comercializar la miel, incluso exportarlo, pero en la práctica vemos que son escasos los programas que están dirigidos para apoyarnos para estar produciendo ¿Que vamos a vender así?, señaló con ironía otro apicultor.

Y,  no falta quienes no conocen el trabajo del apicultor, y que señalan que debemos organizarnos, entonces con el paso del tiempo, hemos visto tantas agrupaciones que se han hecho al vapor y nada. En general, tenemos claro que no hay seguimiento, por eso todo lo que se hace en el campo, no hay resultados”.

-“Luego que los apicultores no salen de pobre, que porque no somos pequeños empresarios, y luego te das cuenta que los empresarios pasan también por mil apuros, pues en qué país estamos”.

Reflexiones como éstas, salen en el tema apícola, y en sus coincidencias sobre los problemas que aqueja la actividad “Es complejo debido a las  nuevas plagas y enfermedades que van diezmando nuestras abejas, y a la par, los montes altos son tumbados por otros programas de ganadería y de agrocumbustibles, sin contar el uso indiscriminado de herbicidas y otros insumos”.

La buena nueva es que las intensas lluvias registradas hace unos días en el sur de Yucatán, trajo esperanzas a los apicultores, porque aparte del tajonal, hay otros árboles que podrían florecer, como el Xpereskuch, dzidzilche, jabín, entre otros, que siempre le impregnan sus características especiales a la miel de la península de Yucatán.

No hay comentarios.: