¡Búscanos en las redes sociales!

Síguenos en Twitter.com/c_indigenas o como @c_indigenas.
Búscanos en Facebook como Corresponsales Indígenas y hazte fan

15 may. 2009

Chiapas: prevalece muerte materna y violencia contra mujeres

Tuxtla Gtz., Chis., (CIMAC).- En el 2007, en Chiapas fallecieron 76 mujeres durante el embarazo, el parto, o en los 42 días después (puerperio), por lo que la tasa de mortalidad materna es de 8 muertes por cada 10 mil nacimientos, señala el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

Para el mismo año, una cuarta parte de las muertes maternas se debió a hemorragia durante el embarazo, parto y puerperio (25.0 por ciento); le siguen las muertes por edema, proteinuria y trastornos hipertensivos en el embarazo, parto y puerperio.

Así como las causas obstétricas indirectas, con 23.7 por ciento, cada una; finalmente en menor proporción otras causas (13.2 por ciento), complicaciones del puerperio 7.9 por ciento y aborto (6.6 por ciento)

Sin embargo, durante 2006, en el estado de Chiapas, el promedio de consultas prenatales otorgadas para la mujer embarazada fue de 5.0, cifra similar a la establecida como mínima para una buena vigilancia y control del embarazo.

La Norma Oficial Mexicana sobre Atención de la Mujer durante el Embarazo, Parto y Puerperio y del Recién Nacido, indica que la unidad de salud debe promover que la embarazada de bajo riesgo reciba como mínimo cinco consultas prenatales.

Sin embargo, las mujeres atendidas en el periodo puerperal (54.8 por ciento), en promedio, recibieron 1.8 consultas, este dato está por debajo de la recomendación mínima de tres consultas por mujer durante el puerperio.

En el mismo año (2006), las instituciones del Sistema estatal de Salud contaban con 157 gineco-obstetras, mismos que otorgaron en ese lapso 10 mil 368 consultas externas en la entidad.

VIOLENCIA EN RELACIONES DE PAREJA

Con respecto a la violencia de pareja, el INEGI señala que a lo largo de la relación marital o de pareja, más de la tercera parte de las mujeres de Chiapas han enfrentado episodios de agresión por parte de su esposo o pareja conviviente, lo cual muestra la magnitud de un problema social que afecta todos los aspectos del desarrollo de las mujeres y su descendencia.

Según la Encuesta Nacional sobre la Dinámica de las Relaciones en los Hogares 2006, en la entidad la prevalencia de la violencia de pareja entre las mujeres con al menos un hijo, alcanza 35.8 por ciento.

De acuerdo con el tipo de violencia infligida hacia ellas, 85 de cada 100 madres fueron sometidas a violencia emocional, 45 económica, 37 física y 13 a violencia sexual, con ello se deduce que las mujeres son víctimas de más de un tipo de violencia por parte del agresor.

Entre las madres separadas o viudas, la prevalencia de violencia es considerablemente mayor, ya que 57.3 por ciento declaró haber experimentado incidentes por parte de su ex esposo o ex-pareja a lo largo de su vida en pareja.

De este grupo de población, el 88.7 por ciento experimentó violencia emocional, 65.4 por ciento económica, 63.2 por ciento física y 27.1 por ciento violencia sexual.

Con este panorama, se deduce que la causa principal de la disolución de la relación de pareja de estas mujeres, fue debido a la violencia ejercida contra ellas.

Sin embargo, en el mismo contexto, las mujeres solteras con hija e hijos también son víctimas de violencia por parte de su pareja; en la entidad, 28.8 por ciento señaló que la ha vivido, sobre todo la emocional, 92 de cada 100 la ha experimentado, seguida de la física con 40.2 por ciento.

Otro dato relevante el de las madres indígenas, al señalar que en el 2005, las mujeres de 12 años y más, con hijos que hablan alguna lengua indígena ascienden a 219 mil 164.

El promedio de hijos nacidos vivos de estas mujeres asciende a 3.1 hijos. Por entidad federativa, las indígenas residentes en Tlaxcala y el Estado de México muestran los mayores promedios, con 4.4 y 4.3 hijas e hijos nacidos vivos, respectivamente.

LENGUA MATERNA

En Chiapas, las madres que dominan una lengua indígena, hablan tzeltal (36.4 por ciento), y poco más de una tercera parte tzotzil (34.0 por ciento).

Le sigue las que hablan chol (16.5 por ciento) y Zoque (5.2 por ciento). Asimismo 59.1 por ciento de las madres hablantes de lengua indígena también hablan español y 39.7 por ciento sabe leer y escribir.

De acuerdo con el parentesco, 10.5 por ciento de las madres indígenas son jefas de hogar, 76.4 por ciento esposas o compañeras, 4.0 por ciento hijas y 8.7 por ciento tienen otro parentesco.

PERFIL EDUCATIVO

En el renglón educativo, de acuerdo con datos del IV trimestre del 2008 de la encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE), hay en la entidad un millón 94 mil mujeres de 12 y más años con al menos un hijo, 72 de cada 100 saben leer y escribir y 28 no cuentan con esta aptitud.

En lo referente al nivel de instrucción, 53 de cada 100 tienen la primaria incompleta, 20 ya la concluyeron, 15 cuentan con secundaria completa y 12 de cada 100 cursaron algún grado de nivel medio superior o superior.

En el mismo contexto indica, del total de madres con estudios técnicos o profesionales (91 748 mujeres de 14 y más años) 67 de cada 100 cuentan con una carrera profesional; 22 tienen estudios técnicos y comerciales de nivel medio superior y superior, y 4 de cada 100 cuentan con alguna maestría o doctorado.

De este mismo grupo de población, 88 de cada 100 egresó de alguna carrera, y cuenta con documentos oficiales que avalan sus estudios

En el ámbito nacional y por entidad federativa se tiene que del total de mujeres con al menos un hijo con estudios de nivel medio superior y superior, en el Distrito Federal se concentra la cifra más elevada con 14.6 por ciento y el Estado de México 13.1 por ciento; Colima, Campeche, Baja California Sur y Zacatecas, registran menos de uno por ciento.

Así también, Chiapas (2.9 por ciento) se ubica dentro de los 7 entidades del país, con porcentajes de alrededor del 3 por ciento de madres con estudios de nivel medio superior y superior.

Finalmente, en la situación laboral, el INEGI señala que la información de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo, muestra que en el cuarto trimestre de 2008, había 307 mil 950 madres económicamente activas, quienes representan 28.1 por ciento del total de las madres de 14 y más años.

La tasa de participación económica indica que 21.5 por ciento de las madres de 14 a 29 años de edad participa en la producción de bienes y la prestación de servicios destinados al mercado, lo mismo que 35.6 por ciento de las madres entre 30 y 49 años y 21.3 por ciento de las de 50 y más años.

No hay comentarios.: