¡Búscanos en las redes sociales!

Síguenos en Twitter.com/c_indigenas o como @c_indigenas.
Búscanos en Facebook como Corresponsales Indígenas y hazte fan

15 dic. 2008

Repunta tensión en el Mezquital

Ixmiquilpan, Hgo., (Reforma).- Una pugna religiosa entre católicos y evangélicos de la comunidad de San Nicolás, en Ixmiquilpan, Municipio del Valle del Mezquital, mantiene en tensión al poblado ante la muerte de una mujer, cuyos restos tienen dos fosas listas para su sepultura.

Y es que desde el sábado por la mañana, los evangélicos, en voz del pastor Anastasio Ortiz Ramírez, acusaban que las autoridades delegaciones y un pequeño grupo de líderes y caciques se oponía a abrir las puertas del cementerio para Otilia Corona Chávez, a pesar de que la desaparecida cubrió en vida sus cuotas para ser beneficiada con este servicio.

Por lo que en su humilde vivienda y a falta del templo -el cual fue tomado hace más de tres semanas por el pueblo- la mujer tuvo sus funerales en medio del patio de su casa, donde a un costado del corral de borregos se abrió una fosa para sepultarla.

Luego de un servicio fúnebre al estilo evangélico, con biblias en manos y con alabanzas, los protestantes clamaron por el cese de la persecución de la que son objeto desde hace ya casi 30 años, cuando comenzaron a separarse de la fe católica.

Señalaron que en la última década se recrudeció el conflicto religioso, al grado de ser emplazados a dejar el pueblo y a perder sus casas, además de los castigos a los que fueron sometidos mediante el corte de todos los servicios públicos.

"Ya pedimos que se detenga este odio, no sé por qué nos desprecian tanto; nosotros no les hacemos daño", sostuvo doña Josefina, quien a sus 70 años sabe que la muerte puede llegar en cualquier momento y teme que sus familiares sufran las mismas humillaciones como las de ahora, en las que no dejan sepultar a su compañera de fe.

Durante el oficio funerario, el pastor informó a la pequeña grey que un grupo de católicos impidió que el cuerpo Corona Chávez, fuera depositado en el cementerio municipal.

"No hay un delito que perseguir; en vida ella participó con sus obligaciones comunitarias, aquí está su tarjeta del cementerio, tiene sus recibos de pago, ella cumplió con sus derechos y con sus obligaciones, por eso es injusto que no pueda entrar al panteón", acusó.

El pastor también comentó que la familia había decidido que el cuerpo de la mujer sería depositado en su predio, en medio del patio de la casa.

Ortiz recordó que en los últimos años han muerto casi seis evangélicos quienes han sido sepultados en pueblos cercanos debido a las diferencias de fe.

No obstante, el delegado de San Nicolás y una comisión de católicos desmintieron que hubieran negado los permisos para el ingreso al cementerio de los restos de la mujer.

Acusaron directamente a Guillermo Cano y a Anastasio Ortiz de ser quienes pretenden reavivar el conflicto.

Considero que como simpatizantes del PRD pretenden desestabilizar a la zona previo al relevo de poderes municipales.

Advierten más represión

La comunidad evangélica de la zona indígena de San Nicolás prevé años más oscuros en su contra con la llegada del nuevo presidente municipal, el priista Heriberto Lugo.

"No confiamos en esta persona, se ha escuchado que piensa reprimir a las comunidades que no lo apoyaron con su voto, creemos nosotros que el pueblo cristiano que no lo apoyó se va a ver muy marginado, él fue el más intolerante de todos con los evangélicos", consideró Guillermo Cano, vecino del lugar.

Señaló que el Gobierno del estado premió a Lugo, y consideró que éste no cuenta con la solvencia moral para gobernar a los ciudadanos.

"Creemos que va a continuar con esta persecución, los delegados argumentan que sólo atienden el llamado de la sociedad pero eso no es cierto pues solamente son unas seis personas las que siempre han actuado como caciques", manifestó.

No hay comentarios.: