¡Búscanos en las redes sociales!

Síguenos en Twitter.com/c_indigenas o como @c_indigenas.
Búscanos en Facebook como Corresponsales Indígenas y hazte fan

4 may. 2009

Claman justicia familiares de indígenas asesinados




Con una marcha, familiares de cuatro indígenas asesinados al parecer por paramilitares, exigen justicia.

Por René López, corresponsal

Heroica Ciudad de Tlaxiaco, Oax.-
Indígenas Mixtecos de las comunidades de Santo Domingo Ixcatlán y Chalcatongo de Hidalgo, se manifestaron el sábado por la tarde por las principales calles de esta ciudad, en demanda de justicia por los cuatro asesinatos sucedidos en estas comunidades hace un año.

Provenientes de estas dos comunidades, desde temprana hora llegaron a esta ciudad cargando cruces de madera sobre sus hombros, donde estaban escritos los nombres de los asesinados, pancartas y grandes lonas con anuncios como aplicación justicia a paramilitares asesinos, coalición de chalcatonguenses por la paz, exigimos justicia y cárcel a los asesinos.

En sus consignas dieron a conocer que a más de un año de estos asesinatos, el Gobierno del Estado no ha cumplido con la minuta que firmó para la aplicación de la justicia y mucho menos la ejecución de 12 órdenes de aprehensión.

Después de realizar un recorrido desde la central camionera, diversas calles de la ciudad y la iglesia, se apostaron en zócalo, donde dieron a conocer diversos clamores a través de sus discursos y consignas.

Los participantes dieron a conocer que Chalcatongo está presente con la única finalidad que como pueblos hermanos entre Santo Domingo Ixcatlán, solo quieren que haya paz y que el conflicto de tierras no se politice y se resuelva con el dialogo.

Pidieron que se aplique la justicia a los responsables del asesinato del secretario de bienes comunales, de Santo Domingo Ixcatlán, Milesio Martínez Robles y de los comuneros Gustavo Castañeda Martínez e Inocencio Medina Bernabé, quienes fueron asesinados con hazaña el pasado 30 de abril, así como de Epifanía Ruiz Ruiz, de la paz Chalcatongo.

Por su parte Maurilio Santiago Reyes, presidente del Centro de Derechos Humanos y Asesoría a Pueblos Indígenas, en sus palabras dio conocer que ya es preocupante que sigan siendo los pueblos indígenas un trampolín político y se siga jugando con ellos como carne de cañón, son seres humanos, que entienda el gobierno.

Que el gobernador del estado de Oaxaca cumpla su palabra y que respete la minuta que firmó, así también se cumplan las ejecuciones de las doce órdenes de aprehensión a que se comprometieron, el secretario del gobierno oaxaqueño y el procurador de justicia, en la reunión que sostuvieron en el mes de octubre con la comisión interamericana de los derechos humanos en Washington.

Ya se ha exigido la justicia desde diversos ángulos y se ha hecho saber de la existencia de paramilitares y el gobierno mexicano solo ha negado las 177 medidas cautelares que solicitó para los familiares y testigos de los masacrados quienes actualmente estas sufriendo de amenazas.

Dentro de las personas amenazadas está una mujer de nombre María de la Luz Martínez García, quien frecuentemente ha denunciado el intento de agresión por parte de personas simpatizantes a Fredy Eucario Morales Arias, detenido actualmente por este homicidio múltiple, persona que asesinó junto con otros a su padre y novio, quien recuerda la crueldad utilizada, al grado de calcinar a Inocencio su novio, con quien pronto contraería matrimonio.

Por su parte la gente de Chalcatongo de Hidalgo pidió justicia para que se castiguen a los responsables de la muerte de doña Epifanía Ruiz, así como a los secuestradores y torturadores del señor Genaro Cortez Ruiz, del menor Javier Ruiz y de Valentina Cortez Pérez, a quien le robaron ochenta borregos, igualmente a lo que hirieron gravemente al campesino Gabino Ruiz Ruiz, ya basta de tanta impunidad y solapamiento a asesinos a sueldo.

Finalmente los manifestantes en diversos vehículos retornaron a sus comunidades de origen a las 6 de la tarde, dando a conocer que esta acción y otras tomaran hasta que encontrar la aplicación de la justicia, ya que con temor no se puede vivir.

No hay comentarios.: