¡Búscanos en las redes sociales!

Síguenos en Twitter.com/c_indigenas o como @c_indigenas.
Búscanos en Facebook como Corresponsales Indígenas y hazte fan

02/09/2010

Restos de cueva mexicana podrían explicar origen del hombre en América

Ciudad de México, DF., (EFE).- El esqueleto humano de 10.000 años de antigüedad descubierto en 2006 en el interior de una cueva sumergida en el sureste de México, y que fue retirado hace unos días por un grupo de arqueólogos buzos, podría dar un nuevo rumbo a las teorías sobre el origen del hombre en América, dijo hoy un experto.

El encargado del Laboratorio de Estudios de Prehistoria y Evolución Humana del Instituto de Investigaciones Antropológicas (IIA) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Alejandro Terrazas, indicó en un comunicado que estos huesos "tienen el potencial de dar otra explicación al surgimiento del hombre americano".

Un grupo de arqueólogos mexicanos logró, después de tres años de estudios, extraer la semana pasada el esqueleto de un hombre, uno de los más antiguos de América, que se hallaba a 542 metros en el interior de una cueva inundada en el estado de Quintana Roo, y que ha sido bautizado como el "Joven de Chan Hol".

Según Terrazas, los huesos "fueron hallados en una región donde nunca se habían encontrado restos humanos" y además "tienen una morfología diferente a todo lo que se había visto en el continente".
"Quienes hemos estado en contacto con la osamenta pensamos que cambiará la dirección del debate y dará pie a hipótesis de mayor riqueza y complejidad", señaló el especialista de la UNAM.

El esqueleto fue hallado por accidente, cuando un par de buzos alemanes se adentraron en las cuevas sumergidas de Chan Hol (que en lengua maya significa "hoyo pequeño") y, en el fondo arenoso del sitio, observaron fragmentos óseos.

Tras nueve años de trabajo en las cuevas sumergidas de la costa oriental de Quintana Roo, los expertos mexicanos de diversas dependencias públicas han descubierto cuatro esqueletos: la "Mujer de Naharon", la "Mujer de las Palmas" (excepcionalmente bien preservado), el "Hombre del templo" y el del "Joven de Chan Hol", quien vivió en la Era de Hielo.

Estos vestigios óseos son de especial importancia porque es la primera vez que se registra la presencia de un grupo humano tan antiguo en la zona tropical de México.

En el Pleistoceno, período aproximado en el que vivió el "Joven de Chan Hol", en el continente americano vivían grupos humanos de dos grandes patrones biológicos: los paleoamericanos (con cráneos alargados y caras verticales y angostas) y el amerindio (cráneos redondeados y caras cuadradas, sumamente parecidas a las de los indígenas actuales).

"Lo hallado en Quintana Roo no se ajusta a ninguna de estas pautas; más bien tiene características intermedias", precisó Terrazas.

"Al comparar el cráneo mejor conservado de nuestra colección, el de la 'Mujer de Las Palmas', con calaveras de todo el mundo (tanto pleistocénicas como modernas), vemos que no se parece ni a las paleomericanas ni a las amerindias, sino a un grupo de fósiles de 10.000 años de antigüedad del sureste de Asia", sostuvo.

El "Joven de Chan Hol" será sometido a estudios morfoscópicos, tomografías y dataciones con carbono 14, pero dentro de algunos meses "porque en este momento los restos son tan frágiles que, de tocarlos, se nos desharían en las manos", concluyó Terrazas.

No hay comentarios.: