¡Búscanos en las redes sociales!

Síguenos en Twitter.com/c_indigenas o como @c_indigenas.
Búscanos en Facebook como Corresponsales Indígenas y hazte fan

18/03/2010

Con la lluvia del máanja’che’, nos caen millones de pesos: campesinos mayas



Por Bernardo Caamal Itzá, corresponsal

Mérida, Yuc.-
Las precipitaciones pluviales que caen por estas épocas del año en el territorio peninsular, los mayas le llaman “máanja’che’” - lluvia que propician los nuevos brotes de hojas y flores de los árboles-.

Sí de este antiguo concepto maya, le agregamos datos relacionados a las lluvias que caen son propiciadas por los frentes fríos que provienen del norte, resulta de interés entonces saber los pronósticos del clima que realiza el Servicio Meteorológico Nacional (SMN).

Por lo que las lluvias que cayeron durante la madrugada de este miércoles 17 de marzo en distintas partes del estado de Yucatán, el pronóstico del SNM al respecto, señaló que el pasado martes 16 de marzo, el cielo será medio nublado a nublado con lluvia fuerte a intensa, granizadas y viento que puede superar los 40 kilómetros por hora, en los estados del oriente y sureste del país.

El frente frio no 39, llegó en el momento justo cuando el clima en los últimos meses ha sido extremoso y sus estragos era observabable en todos los rincones del mayab.

Hasta el momento ha sido el único frente frío que ha llegado cargado de humedad por estas regiones; los anteriores que han pasado han sido más secos, fríos y acompañados por fuertes vientos, y sólo han propiciado que se adelantará la época de estiaje, dicen los campesinos mayas de la región sur de Yucatán.

Reportes realizados durante la mañana de hoy en varias localidades ubicadas en la Península de Yucatán, indican en el caso den Chetumal (Quintana Roo) señalan que llovió y aun en la mañana del miércoles seguía como “Chipichipí”- gotas de lluvias muy finas durante un tiempo muy prolongado-; en Xpujil(Campeche) inició como a las 2 de la mañana, pero no ha llovido abundantemente sólo se ha registrado vientos fríos.

Mientras que en Mérida –ciudad capital del estado de Yucatán-recibió el frente frió no. 39 con fuertes rachas de viento y lluvias alrededor de las 2 de la madrugada; los de Maxcanú, señalan que la lluvia llegó abundantemente de 3 a 4 de la mañana y estuvo acompañada por fuertes rachas de viento y que inició a las 3 de la mañana; y en Ticul a Oxkutzcab fue de 4 a 6 y después en ambos continuó en su fase de chipichipi.

En Tizimín (oriente de Yucatán), la lluvia fue de intensa a media durante poco tiempo y luego continuo como chipichipi; en Tzucacab, Peto y Tahdziu (municipios ubicados en el sur del estado) los reportes indican que a las 5 de la mañana, comenzó las precipitaciones y se hizo acompañar con fuertes vientos fuertes aunque en esta región fue algo moderada, aunque se prolongo las lloviznas hasta poco antes del mediodía.

Nativos de Guatemala por vía email nos reportan que ese país el calor ha sido muy intenso en los últimos días, y no hay probabilidades que llueva en éstos días, lo que ha incrementado incendios en varios lugares, mientras que en altiplano guatemalteco aunque es época de realizar la siembra aún no se ha realizado debido a la falta de lluvias.

Con esta información, nos aclaró entonces que la llegada de las lluvias que bañaron la Península de Yucatán, trajo consigo nuevas esperanzas a los productores apícolas, porque de acuerdo a la información de don Gabriel Cano Canul de Tahdziu - uno de los productores con más de 40 años en la actividad apícola- mencionó que con estas lloviznas, arboles melíferos, como el jabín y el Xperex kuch serán los únicos que floreara dada su poco requerimiento hídrico a diferencia del Dzidzilche, Xk'anchunup y el Chacah estas plantas necesitan de que se registren lluvias más intensas para florear.

Otros apicultores del municipio de Peto, resaltan que hace poco más de un mes que observan como el Xux –abejas silvestres- están acarreando agua desde lugares muy distantes a su panal “es extraño porque estos animalitos lo hacen generalmente en los meses de abril”, aclaró otro apicultor.

Productores de plátanos, opinan que en sus planteles son afectados por múltiples pájaros, lo curioso del caso es que ahora las hojas y el tallo de esta planta.

Varios apicultores de la región coincidieron en afirmar que los arboles melíferos que florean comúnmente en estas épocas, ahora ante la falta de lluvias y el efecto del frió ya tienen más de un mes que no se observan sus botones florales “sólo se ven en algunas matas de huanos ”, agregó otro productor del dulce.

-“Nuestra única esperanza es que llueva pronto. Estamos esperando que caigan las lluvias del “máanja’che”, agregó otro apicultor.

Sin embargo días previos antes de que llegue el frente frío no. 39, la Comisión Nacional del Agua en la Península de Yucatán reportó el pasado miércoles 10 de marzo, que debido a la presencia de un sistema anti clónico en el Golfo de México lo que provocó un aumento en las temperaturas y se registró en39.5 °C en Mérida, en Peto y Motul 40º C y en Chocholá llegó a 40.5º C.

Por tanto, estas lluvias ha traído regocijo entre la gente que descansa su actividad en el campo, porque cuando los campesinos ven llover, dicen “Cuando cae la lluvia, en realidad nos caen millones de pesos, por eso con ello somos millonarios”. Estas afirmaciones son ciertas porque al caer la lluvia, no sólo limpia y humedece el ambiente, sino que al caer recoge el nitrógeno que está en la atmósfera, y de ese modo fertiliza la tierra; entonces la lluvia no sólo aporta agua sino algo de nutrientes y eso propicia que las plantas revivan y florezcan en el mayab.

Estoy seguro que en los próximos días, éstos árboles que han tirado sus hojas tendrán algunos brotes florales y habrá abundante néctar, por consiguiente serán visitados por la infinidad de abejas, cuyo zumbido por las mañanas será parte del ruido campirano del amanecer; y si tenemos la oportunidad de observar en esta diversidad de plantas, lo que aportan a la apicultura como son los árboles del jabín, dzidzilche y el chacah, nos motivaría a cuidarlos antes de talarlos, porque de antemano sabríamos que en lo futuro no sólo afectarían a la apicultura, sino las otras actividades que tenemos en Yucatán.

No hay comentarios.: