¡Búscanos en las redes sociales!

Síguenos en Twitter.com/c_indigenas o como @c_indigenas.
Búscanos en Facebook como Corresponsales Indígenas y hazte fan

27/12/2012

Por unas horas, indígenas desplazados olvidan sus problemas


Por René López, corresponsal

Tlaxiaco, Oax.- Más de 30 niños indígenas Triqui y 11 mujeres desplazados de San Juan Copala, salieron a convivir fuera del espacio reducido donde habitan en la ciudad de Tlaxiaco para celebrar el mes decembrino y despedida del año.

Se trasladaron en una camioneta prestada del Centro de Derecho Humanos y Asesoría a Pueblos Indígenas (CDHAPI) y se ubicaron por dos días para festejar el mes decembrino, sobre todo la navidad.

Más de 30 niños, sobre todo huérfanos, 11 mujeres  y hombres decidieron buscar un lugar amplio, un poco fuera de la ciudad de Tlaxiaco para convivir aunque sea por unos instantes, dio a conocer, Eva Gómez Santos, representante de las familias desplazadas Triquis.

Es una convivencia para despejarse de ese lugar reducido donde actualmente están viviendo, gozar un poco de un lugar despegado, lleno de arboles y fuera de la ciudad, que  aunque sea por unos instantes, los niños se divierten mucho.

Confió que la ayuda prometida por el gobierno de Gabino Cue, pronto llegará para que las familias desplazadas tengan un lugar amplio para vivir, estaban acostumbrados a tener animalitos, hacer tortillas y realizar labores del campo.

En el centro de la ciudad de Tlaxiaco, donde viven, los niños pasan muchos peligros,  porque se salen a jugar a la calle ante lo reducido del lugar, ellos no pueden ni siquiera patear la pelota, o también muchos de ellos resbalan por el piso que está muy liso y se lastiman, entre otros peligros, además están aprendiendo a realizar cosas que ven de lo urbano.

Sobre el lugar donde se instalarían dio a conocer que las autoridades son las que llevan el asunto, aunque hubo un primer acercamiento con personas de Cañada de Curtidor para que pudieran vivir, pero este compromiso aun no se ha concretado.

Maurilio Santiago Reyes, Presidente del Centro de Derecho Humanos y Asesoría a Pueblos Indígenas (CDHAPI). En entrevista dio a conocer que hay disponibilidad del gobierno del estado porque las 45 familias desplazadas tengan un lugar digno para vivir y desarrollar su cultura, solo se están localizando el lugar para que también los más de 30 niños logren una vida digna.

El lugar que actualmente habitan es muy reducido, es principal fuente de creación de enfermedades, ahí no pueden desarrollar sus tejidos, ni los hombres las labores del campo, es realmente una cárcel, por lo que ante esta situación tuvieron que salir de este cuarto para convivir mas adecuadamente aunque sea unas horas festejando el mes decembrino.

Las gestiones continuaran a fin de que las personas desplazadas sobre todo por la violencia de la que han sido víctimas, pronto encuentren la paz, y su cultura no muera, porque actualmente en el centro de Tlaxiaco, se la pasan viendo la televisión o copiando modismos de lo urbano que los enajena.
Los niños convivieron con una cena donde disfrutaron un pozole con mole, café y se divirtieron quebrando una piñata, jugaron entre los árboles, treparon, sonrieron y se comunicaron en su idioma Triqui.

No hay comentarios.: