¡Búscanos en las redes sociales!

Síguenos en Twitter.com/c_indigenas o como @c_indigenas.
Búscanos en Facebook como Corresponsales Indígenas y hazte fan

30/09/2010

Al desbordarse el río Oxolatan, dejó experiencias

Por Bernardo Camal Itzá, corresponsal


Mérida, Yuc.- Al desbordarse el rio Oxolotán, no sólo inundó y destruyo las pertenencias de una de las colonias que están en la parte más baja y cercana al rio de esta comunidad que lleva el mismo nombre, sino que los incomunicó. Aunque las lluvias por ratos amaina, pero aún continua cayendo incluso este 29 de septiembre, lo que hace que por ratos cunde la alarma por si vuelve a crecer el rio, pero al fin nos mantenemos con vida, señalo Guillermo Cruz Vázquez, uno de los jóvenes recién egresados de la Universidad Intercultural del Estado de Tabasco.

Ante esta situación, las fallas eléctricas no se han hecho esperar – remarcó nuestro informante por vía chat – y señaló que en su comunidad había un albergue, un lugar propicio para recibir a los visitantes, en donde en el año 2007, fue ocupado por los participantes de un taller de incidencia civil, hoy no existe tal espacio, paso a la historia”.

Reportes indican que ocho metros subió el río Oxolotán y dejó en ruinas diez edificaciones, incluidos un albergue escolar indígena, al Museo del Jaguar “Kan-Une” (Hijo de Tigre) y el Centro de Investigación de las Etnias, así como casas con protección de rejas que quedaron dobladas y otras de techo de lámina que fueron vencidas por la creciente que llegó con fuerza.

La furia del río se extendió por cuatro calles del pueblo turístico (la Miguel Hidalgo, Vicente Guerrero, Ignacio Zaragoza y Niños Traviesos) y afectó a 650 personas y a otras 230 viviendas, a donde el lodo ocupó todos los espacios y dejó una estela de desastre, sobre todo porque los habitantes no alcanzaron a sacar muchas de sus pertenencias.
El gobernador  de Tabasco, Andrés Granier Melo, calificó como zona de desastre a la región de La Sierra de Tabasco, tras las inundaciones provocadas por efecto de la depresión tropical Matthew, dejó un saldo en la sierra de cinco mil damnificados.

Mientras que reportes de periódicos de circulación regional, señalan que las fuertes lluvias de 10 horas, dejo una precipitación de más de 70 milímetros en la región, hizo que el nivel de los ríos la Sierra , Oxolotán y Amatán, se salieran de su cauce en las primeras horas de éste domingo 26 de septiembre.

Periodistas que hicieron su recorrido por estos lugares, recopilaron experiencias como las de Marcos Gómez, hombre viejo y asiduo creyente, como de costumbre caminaba hacia la iglesia de Santo Domingo, donde cada fin de semana se reúnen en las mañanas los ancianos a dialogar.

Sin embargo, su andar se vio interrumpido por habitantes de la zona baja del poblado, quienes dieron la voz de alerta: “El agua del río Oxolotán, amenazaba sus viviendas que se encontraban en la orilla”.

Como la misma agua, la voz de alerta recorrió todo lo largo del territorio serrano, luego que desde lo alto de los cerros las corrientes bajaban al río arrasando todo a su paso.

Primero fueron saliendo 20 familias, luego 40 y más tarde se les sumaron otras, mientras la fuerza del Oxolotán se escuchaba amenazante.

Actualmente de ac [ uerdo a los datos del INEGI en el 2005,Oxolotan tiene 1763     habitantes. Su población se origina de los mayas zoques, y este pequeño poblado tabasqueño  se localiza a 96 km al sur de la ciudad de Villahermosa, y a 38 km también al sur de la cabecera municipal. Se puede llegar a él, a través de la carretera estatal Villahermosa-Jalapa-Tacotalpa, para luego tomar la carretera Tacotalpa-Tapijulapa hasta el entronque con la carretera a Oxolotán.
Aunque todos conocen lo fuerte que puede ser el caudal del río, no podían creer que hubiera pasado si los que lograron escapar de su fuerza, hubieran estado dormidos, “gracias a Dios que permitió que las aguas subieran ya de día”, señalaron tras el paso de los minutos de terror que vivieron.  

“Apenas tuvimos tiempo de salirnos, gracias a Dios que no nos agarró dormidos”, aseguró una mujer, que cargando su criatura en brazos no daba crédito a lo acontecido.

El grito de auxilio llegó hasta las comunidades vecinos, debajo de la cordillera de El Madrigal, lo que ayudó a que muchas familias se pudieran poner a salvo. Luego la ayuda llegó a través de las autoridades, evacuaron a quienes estaban en peligro y los que tendrán que esperar dado que continúa lloviendo.

Pero el río, ocasionó serios problemas a las comunidades, porque en el caso del puente que comunica a la comunidad de Caridad Guerrero en la sierra tacotalpense, fue arrasado por la crecida del río Oxolotán, en tanto que el Amatán a su paso obligó a las autoridades a emitir una alerta para quienes habitan en las riberas, inclusive, en las del río de la Sierra.

De acuerdo a la coordinación de protección civil del municipio, el viejo puente de hamaca, que servía de paso a los habitantes de esa comunidad indígena, no resistió y cedió ante la fuerte corriente del río, que elevó su cauce a niveles nunca vistos.

Las comunidades hasta el momento afectadas son Oxolotán, Lázaro Cárdenas y San Román, por lo que la alerta se extiende a todas las familias que habitan en las riberas, quienes deberán mantener vigilados los causes, ante el aumento imprevisto de los ríos. Mientras tanto, los habitantes de la comunidad de Caridad Guerrero, se encuentran incomunicados, dado que el puente era una la única vía de comunicación con la carretera que comunica a la Villa Tapijulapa.

De tal forma que la tormenta tropical Matthew, causo serios daños en la infraestructura de las partes de esta comunidad que fue fundada antes de 1633 . Pero, esta huella histórica que dejo el meteoro en paso, dejo claro la necesidad de que los pobladores se prevengan de futuros desastres naturales, sobre todo considerando que a pesar de que el rio Oxolotan es uno de uno de los atractivos turísticos, pero el hecho de que en sus inmediaciones está ubicada la sierra tabasqueña -que es una de las estribaciones de la sierra madre del sur-, constituye siempre un peligro durante la llegada de fenómenos meteorológicos y que están acompañadas por fuertes lluvias como en esta ocasión.

Finalmente recordar que el nombre de la comunidad Oxolotán, proviene del náhuatl, es un topónimo aglutinado que se compone de dos palabras: Ocelotl = jaguar (panthera onca), tan = lugar donde abunda, y que significa "Lugar donde abundan los jaguares".

No hay comentarios.: