¡Búscanos en las redes sociales!

Síguenos en Twitter.com/c_indigenas o como @c_indigenas.
Búscanos en Facebook como Corresponsales Indígenas y hazte fan

01/11/2009

Festejan indígenas tzeltales con comida a fieles difuntos

San Cristóbal de Las Casas, Chis., (Notimex).- Caldo de rata, una mezcla de tabaco y cal, tamales sin grasa, frutas de temporada, carne de res ahumada y tortillas de maíz, son alimentos que indígenas tzeltales de Oxchuc incluyen en sus ofrendas para los muertos.

Los integrantes de las familias indígenas ya instalan en sus hogares los altares que se acostumbran para festejar el Día de Muertos, este 1 y 2 de noviembre próximo.

Estos y otros elementos que los indígenas de ascendencia maya en Chiapas utilizan en sus ofrendas e indican que el culto a los muertos no inició con la evangelización, sino que se remonta a tiempos precolombinos.

Al respecto, la profesora tzeltal María Gómez Santiz explicó que la cruz en el altar significa los cuatro puntos cardinales, pero se usa cuando llega el catolicismo, antes se ponía una piedra para saber en donde estaba la cabeza del difunto y también en los altares.

En la festividad que alumnos de la Escuela Preparatoria del Estado realizaron para conservar las tradiciones, la maestra asesoró a un grupo de jóvenes que aún conserva sus tradiciones a fin de que no se olviden.

Al explicar los elementos del altar, mostró cómo incorporan alimentos que no solamente eran del gusto del difunto, sino que son tradicionales de ese pueblo asentado a unos 40 kilómetros al nororiente de esta ciudad.

"Este grupo étnico ha sido muy pobre y antes no les alcanzaba ni para comprar un poco de carne de res, por eso iban al monte a buscar debajo de las piedras las ratas, para cocinarlas en caldo y, curiosamente, la rata tiene un sabor parecido a la carne de res", dijo.

Señaló que antes de cocer las ratas se ahuman en leña maciza de roble para que tomen un sabor especial.

También se incluye en la ofrenda un extraño polvo que esta hecho a base de hoja de tabaco mezclada con cal y que tiene, además de efectos curativos, una especie de efectos mágicos.

"Este polvo lo utilizan para curar dolores de cabeza y de estómago, pero también lo toman los campesinos cuando van a trabajar la tierra para que no se cansen" dijo la maestra.

Asimismo, mencionó que se hacen tamales con poca grasa y generalmente se combina con frijol de la época, para que se reúna la familia y vecinos para celebrar juntos.

También refirió que el 1 de noviembre se recuerda a los niños difuntos, y por eso en la ofrenda se colocan flores de cempasúchil chicas, y para que sus almas coman se incluyen frutas de temporada, además de chayotes pequeños.

Pero el 2 de noviembre les toca a los difuntos adultos, y es ahí donde se les ofrece en los altares, lo que les gustaban de los platillos tradicionales de este lugar.

La festividad concluye el día dos de noviembre por la tarde, "generalmente, los hombres ya están bastante ebrios porque se consume mucho el llamado "posh" (bebida tradicional de los indígenas) y, por eso, las mujeres son las que levantan el altar y lo que sobró de la ofrenda", explicó.

Asimismo, destacó que es importante que en las escuelas se organicen estas convivencias, porque son una oportunidad que otros observen una "cultura viva" y así no se pierdan estas ricas tradiciones.

1 comentario:

Anónimo dijo...

seria de gran ayuda que pusieran etiquetas en cada articulo, para mejorar la acertividad y usabilidad de su pagina. gracias