¡Búscanos en las redes sociales!

Síguenos en Twitter.com/c_indigenas o como @c_indigenas.
Búscanos en Facebook como Corresponsales Indígenas y hazte fan

19/12/2012

Compromisos mayas ante el nuevo K'atun





·        Ante una sociedad inmersa en la vanidad y la hipocresía promovida por el neoliberalismo.
·        Múltiples documentos milenarios – estelas mayas, los Chilam Balam -, evidencian el alto conocimiento maya y que aún perduran hasta la fecha.
·        ¿Quienes poseen el fuego sagrado?

 Por Bernardo Caamal Itzá [*]

“No hay que temer la cercanía del sábado 22 de diciembre, el mundo no se acabará, sólo se transformará”, señalan en éstos últimos días intelectuales y abuelos mayas.

En relación a las profecías y la información que hemos heredado a través de la tradición oral, todos coincidimos en los compromisos que tenemos ante la humanidad, como la de promover la paz, la esperanza y no generar miedo.

El tema sobre el fin del mundo, ha sido un negocio muy lucrativo para las grandes empresas comerciales de los países del occidente, sobre todo en estos años de crisis cultural, económica y política, para reactivar su negocio.

Por eso las profecías y la información de nuestro calendario sagrado, hoy en día son temas de numerosas películas, video documentales y de otros medios masivos de comunicación.
El cierre del ciclo del 13 B’aktún –era que tiene una duración de cinco mil 200 años-, es el resultado de multiplicar el 13 por un B’aktun, que es el ciclo de medida maya que dura 400 años-.

Evidencias del alto conocimiento maya, es palpable en sus múltiples ciudades que se encuentran ubicadas en varias regiones donde hoy en día habitamos sus descendientes directos.

La pirámide de Chichen Itzá, representa a uno de los calendarios agrícolas que ha causado asombro a la humanidad, por ejemplo, durante los equinoccios, el sol al propiciar un juego de luz y sombras, proyecta en sus escalinatas la figura de la serpiente Kukulkán, de esta forma indica el periodo cercano al cultivo de la tierra.

Nuestros abuelos, estudiaron minuciosamente el comportamiento de las aves, insectos,  animales y arboles; en realidad todo está bajo observación, incluso los sueños, y con todo éstos conocimientos adquiridos hace sus predicciones en referencia a la obtención de las cosechas o la muerte de algún ser querido.

Sabemos que todo lo que este existe en el mayab, cumplen con una misión para que este ecosistema funcione, adaptarse, significa tener un profundo conocimiento y haber generado múltiples estrategias para que se conserve y siga funcionando.

Entre todos los que vivimos en estas tierras, poseemos el fuego sagrado de la creación, lo que nos hermana con todo los que intervienen en el ecosistema, por eso, tenemos claro el papel que tenemos en la cadena alimenticia, que de todo lo que consumimos, nos estamos endeudando con la vida, lo que  aclara, por qué decimos padre Sol, madre Tierra, y hermanos a los que están a nuestro alrededor.

Los abuelos siempre están pendientes de nosotros para acompañarnos y encaminarnos “por conocer a la vida”, ellos implementan sus propios modelos para encausar a que vayamos asimilando experiencias que permitan multiplicar nuestras capacidades para vivir o sobrevivir en las condiciones que nos toque estar.

Nos decían que una forma de comunicación con los dioses, es mirar constantemente el cielo y de lo que está en nuestro alrededor.

Entonces, cada vez que observemos a la vía láctea o el universo, sabemos del profundo significado que tiene para nuestros padres, porque representa el sakbej (camino de la sabiduría) de los antiguos abuelos que construyeron las ciudades mayas de Uxmal, Sayil, Mayapán, Tulúm y Chichén Itzá.

Otro de los consejos que tenemos presentes como mayas, es mantener el uso del idioma para promover la esperanza hacia el cambio, independientemente a la opresión que han tenido nuestros padres hace cientos de años.

El idioma maya, su uso nos recuerda la lucha de nuestros seres queridos que han defendido esta cultura y con cuentos y las profecías nos aclaran porque debemos evitar al mundo banal donde sólo abunda la codicia, el egoísmo y la hipocresía.

“Hijo ¿Recuerda? Vive tu tiempo y a la par honra nuestra memoria, tu sabes lo que significa vivir en el mayab”; por eso como mayas, siempre tenemos presente el Píis o punto de equilibrio - medida de las cosas-, no podemos abusar de ello, por tanto, cada vez que observemos la ceiba, nos recuerda que es el árbol sagrado de los abuelos, porque sabemos en sus ramas están representadas los 13 dioses de la vida, en cambio en sus raíces, se ubican los 9 dioses del inframundo (mitnal) que están relacionadas con la muerte.

De tal forma que tenemos claro que la vida es similar a la flama de una vela, su iluminación dependerá del viento y de las condiciones donde esté. Por eso cada uno de nosotros, tenemos la oportunidad de ser el arquitecto de nuestro destino, sin embargo, hay leyes del universo que tenemos que respetar en el plano individual y en lo colectivo.

¡Quien no respete esas leyes, afrontará  sus letales consecuencias!- nos decían constantemente los abuelos-, ahora dichos consejos tenemos ese compromiso por compartirlo con nuestros hijos y con quienes estén interesados conocerlos para lograr ese cambio que permita lograr la paz y el desarrollo de nuestros pueblos.

[*] Comunicador maya y agrónomo . email: arux_kat@hotmail.com

No hay comentarios.: