¡Búscanos en las redes sociales!

Síguenos en Twitter.com/c_indigenas o como @c_indigenas.
Búscanos en Facebook como Corresponsales Indígenas y hazte fan

06/01/2011

Sigue vulnerable la población indígena a pesar de aumento asignado a su gasto

Ciudad de México, DF., (OEM).- A pesar de que el gasto asignado a la población indígena ha crecido 2.17 veces en los últimos 10 años, estas comunidades sólo han recibido el 7.22 por ciento, el 38.7 por ciento de los niños padece desnutrición infantil crónica, el 72 por ciento no es derechohabiente de ninguna institución de salud, alrededor de 38 por ciento, tiene probabilidad de caer en pobreza y 50 por ciento de los hogares tienen un gasto en salud superior al 30 por ciento de su ingreso trimestral total, según cifras de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

"Pese a haber aumentado el gasto federal asignado a pueblos indígenas en 2.17 veces, del año 2000 a la fecha, la marcada desigualdad que aún caracteriza a este sector de la población sigue constituyendo un obstáculo para incrementar sus niveles de desarrollo humano y ahonda en las desigualdades que los afectan", consigna el primer reporte del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) "El Reto de la Desigualdad".

Los expertos coinciden en que el Estado mexicano ha incrementado significativamente sus esfuerzos para atender los derechos económicos, sociales y culturales de la población indígena del país pero aún son necesarios mayores niveles de inversión y de focalización del gasto para reducir las brechas de desigualdad de la que son víctimas los indígenas.

Además de una mayor focalización del gasto, es importante seguir trabajando en otros aspectos, particularmente en aquellos que involucran el ejercicio de los derechos humanos y culturales, como los que tienen que ver con la participación de los pueblos indígenas en los procesos políticos y en la toma de decisión de las políticas públicas.

Aún existe un 46.5 por ciento de la población indígena que tiene menos de primaria completa, en el caso de las mujeres esta proporción es 50.6 por ciento, en los hombres es de 42.1 y los años de escolaridad alcanzados por la población indígena son menores aun cuando se tenga la misma disponibilidad de recursos que la población no indígena.

En 2010 se calcula que las muertes de menores de un año de edad por cada 10 mil nacimientos, será de 88 y que aunque los municipios que tienen menores niveles en el Índice de Desarrollo Humano (IDH) reciben un mayor gasto por parte de los programas sociales, dependencias como la Secretaría de Economía y la de Agricultura, muestran que no tienen mecanismos de compensación de gasto para la población indígena con menores niveles.

En el análisis del gasto para la igualdad de oportunidades se asienta que, el 10 por ciento de la población indígena con menor IDH se beneficia sólo del 7.22, mientras que el 10 con mayor IDH, se beneficia del 19.52 por ciento.

Del gasto en educación, el 10 por ciento de la población indígena con menor IDH recibe 5.7 y con mayor IDH recibe el 11.3, de las transferencias estatales, el 10 de la población indígena con IDH más alto recibe el 31. 7 por ciento y la menor IDH alcanza apenas el 6.7 por ciento.

Algunas cifras positivas

Al cerrar 2010, se calcula que se amplió el número de personas que ingresaron al sistema educativo, lo cual se ha revelado en un ligero aumento en los niveles de alfabetismo de la población indígena de 15 y más años, que pasaron de 72.6 al 74.3 por ciento.

En el año 2000 existía una brecha entre indígenas y no indígenas de 128 muertes de menores de un año de edad por cada diez mil nacimientos, en 2010 se calcula que será de 88.

No hay comentarios.: