¡Búscanos en las redes sociales!

Síguenos en Twitter.com/c_indigenas o como @c_indigenas.
Búscanos en Facebook como Corresponsales Indígenas y hazte fan

06/09/2010

Veracruz, racista y en deuda con indígenas: UV

Xalapa, Ver., (Imagen del Golfo).- Veracruz es un estado racista al igual que todo México, y pese a encontrarse entre las 3 entidades con mayor población indígena en el país, la marginación hacia ese sector es lo imperante, y mientras ello sea así, el progreso será ficticio, “y seguirá el yugo de la conquista española… y la inequidad en la impartición de justicia”, sostuvo el académico e investigador de la Universidad Veracruzana; Pedro Jiménez Lara.

“El racismo que hay aquí es del peor, porque hay racismo con la gente de nuestro propio país, contra nuestra propia raza. La segregación a los indígenas se da en diversos aspectos, y es una miopía de quienes han aplicado esta segregación. Somos un estado y un país racista que margina a quienes llamamos indígenas, y en ese sentido somos un país sin identidad. Hay gente que absurdamente dice ir a buscar sus raíces a España”.


El estado de Veracruz es de los que albergan mayor población indígena de México, y además, ha dado cuna a la diversidad cultural, sin embargo, de acuerdo a informes de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), en toda la historia de la entidad no se ha destinado un solo instrumento jurídico para la protección indígena, y dos iniciativas de ley en materia de protección a comunidades indígenas continúan pendientes en el Congreso del estado.


La miseria ha tocado fondo en las comunidades indígenas veracruzanas. En la zona norte, las familias se han vuelto agricultores de autoconsumo, es decir, siembran lo posible para tener algo que comer, y sobre todo, se han convertido en comunidades migrantes. En la zona centro del estado, en la sierra de Zongolica se halla Tehuipango, contado por la ONU entre los diez pueblos más pobres del mundo.
El tema del bicentenario ha traído la pregunta “¿Qué festejamos?”, expresa Pedro Jiménez Lara.


Y sin duda, agrega, conlleva al panorama de miseria y marginación de los pueblos indígenas, de rezago educativo en la nación, de violencia de inequidad social Pese al aparente progreso de los pueblos indígenas, y a que México se “alza el cuello” diciendo que no discrimina lo blanco ni lo negro, la marginación indígena sigue siendo la herencia de la conquista española. Guillermo Bonfil Batalla refiere en su “México profundo”, que este país nunca logrará una evolución real mientras no incorpore a toda su gente, a la sabiduría indígena y ancestral que evitará una abundante inequidad social.

“Es como si México en realidad nunca se hubiera quitado el yugo de la conquista española”. En ocasiones existe cierta aversión racial cuando un grupo de un país llega a otro país a depredar su cultura, sin embargo, el racismo existente en Veracruz y en todo el país en general, es hacia lo indígena, hacia lo que recuerda lo nativo antes de la conquista de los españoles, expresó el académico e investigador de la máxima casa de estudios del estado.

JUSTICIA MARGINA A INDÍGENAS

La indumentaria, lenguas y arte indígena, en vez de causar orgullo a los mexicanos, se ve como un asunto “de nacos”. Las lenguas indígenas corren riesgo por el mismo asunto racial, agregó Jiménez Lara y ejemplificó: “Cuando Pemex contrata a un totonaco le exige no hablar en lengua indígena ni vestir su indumentaria tradicional”.


A su vez, la falta de reconocimiento hacia los pueblos indígenas, y la no identificación de las lenguas ha provocado problemas de aplicación de justicia. En México se hablan 364 variantes lingüísticas de acuerdo al catálogo de lenguas indígenas nacionales de la Secretaría de Educación Pública (SEP).
“Si se violan los derechos de gente que conocemos un poquito de leyes, ¿se imaginan lo que ocurre con gente que no sabe leer ni escribir en español?, y a esto le sumamos la injusticia y la corrupción.


La constitución dice que todos los mexicanos tenemos los mismos derechos, sin embargo la condición indígena hace que esto no sea real en la práctica, y el asunto de las lenguas indígenas se ha convertido en un elemento que agudiza la inequitativa impartición de justicia, lo mismo ocurre en el aspecto educativo”.

CUMBRE TAJÍN: UNA FALACIA

El festival Cumbre Tajín realizado cada año en Papantla Veracruz, llamado también Festival de la Identidad es una falacia, pues el racismo en Veracruz y en todo México se refleja en la ausencia de instrumentos jurídicos en materia indígena, en la marginación que siguen padeciendo las comunidades, y en la necesidad del surgimiento de movimientos como el EZLN para que tanto autoridades como mexicanos incluyan a “los indios” en el marco del derecho.


“Toda esa arqueología que tenemos que se equipara con los países de mayor cultura, porque realmente la cultura mesoamericana está considerada como de las de más alto desarrollo en cuanto a culturas originarias en el mundo, pero nosotros no tenemos identidad como mexicanos”.


Cumbre Tajín se ha convertido en un festival de grupos musicales de moda mezclados con música llamada tradicional, y que ha generado derrama económica en el estado, sin embargo, ello no significa que la derrama económica sirva para el apoyo y desarrollo de los indígenas totonacos del norte del estado, porque el racismo es algo arraigado, reiteró Pedro Jiménez Lara.


“Nuestra identidad se pierde pensando que nuestros orígenes están en España. Nuestros orígenes están aquí, los conquistadores llegaron y se mezclaron dando origen a los mestizos, los mestizos somos todos los mexicanos, porque incluso aquellos que se dicen o a quienes llamamos indígenas, también son mestizos, y a esa mezcla se agregan los negros, que también es parte de los mexicanos”.


El académico e investigador de la Universidad Veracruzana expresó que a doscientos años de la independencia de México, es decir, el vanagloriado bicentenario, la marginación indígena es sinónimo de racismo, y evidencia de ello es lo que ocurre en el estado de Veracruz, en donde las comunidades indígenas son ejemplo (según la ONU) de pobreza, de inequidad social, discriminación racial y de deficiencia de impartición de justicia.

No hay comentarios.: