¡Búscanos en las redes sociales!

Síguenos en Twitter.com/c_indigenas o como @c_indigenas.
Búscanos en Facebook como Corresponsales Indígenas y hazte fan

31/01/2010

Celebran liberación de permiso a radios indígenas en México

Oaxaca, Oax., (Ciudadanía Express).- El pleno de la Comisión Federal de Telecomunicaciones (Cofetel) otorgó el pasado 27 de enero, 19 permisos para operar estaciones de radio y canales de televisión a diversas entidades, entre ellas el Congreso de la Unión, al gobierno del Distrito Federal y a radios indígenas.

De este grupo de autorizaciones la Cofetel otorgó permisos de operación a 6 radios comunitarias.

El órgano regulador informó que conforme a las atribuciones que le confirmó la Suprema Corte de Justicia de la Nación, y como establecen las leyes Federales de Telecomunicaciones y de Radio y Televisión desde 2006, tiene facultad para dar permisos en materia de radiodifusión, refrendar o modificar los permisos.

El pleno del órgano regulador aprobó así que el Gobierno del Distrito Federal, el Congreso de la Unión y la Universidad de Guadalajara operen canales de televisión digitales con fines culturales.

Al Canal del Gobierno del Distrito Federal se le asignó la frecuencia 512-518 Mhz., canal 21; el Congreso de la Unión operará su canal de televisión digital en la frecuencia 656-662 MHz, canal 45; y la Universidad de Guadalajara en la frecuencia 44.

La Comisión Federal de Telecomunicaciones (Cofetel) otorgó permisos para operar como un medio de comunicación a 6 radios comunitarias, dirigidas a poblaciones indígenas, campesinas y obreras, con lo que llegan a 19 el número de emisoras de este tipo en el país, apunta la agencia de noticias Cimac.

Las radios permisionadas fueron: “Por la igualdad social A.C.” de Monterrey, Nuevo León, “Cultura y Comunicación de Zaachila” de Zaachila, Oaxaca, “Teponaztle Cultura y Comunicación” de Tepoztlán, Morelos, “Comunicadores Filo de Tierra Colorada” de Xaltepec Palmar del Bravo, Puebla, “Voz Flor y Canto” de Otumba y “Radio Aro” de Ciudad Nezahualcoyotl, ambas del Estado de México, precisa un comunicado de la Asociación Mundial de Radios Comunitarias-México (AMARC)

También obtuvieron su autorización, Radio Mintzita, de Michoacán, Fundación Maya de Cancún, Quintana Roo, Grupo Radio Monte, de Jalisco, operará en la 99.1 de FM.

La radiodifusora comunitaria Radio Mintzita, opera en la comunidad del mismo nombre y que sirve a poco más de mil 300 habitantes cercanos a la ciudad de Morelia.

El hecho constituye un paso fundamental para reconocer el derecho de las comunidades a la libertad de expresión a través de la radio, y el cumplimiento del Estado mexicano a las recomendaciones que le han hecho diversos organismos internacionales como la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

No obstante, las radios comunitarias siguen representando menos del 1 por ciento del total de las frecuencias que actualmente operan los sectores comercial y estatal, por lo que aún queda un largo camino por recorrer para equilibrar las asimetrías en la radiodifusión y fortalecer la democratización mediática del país.

Si bien AMARC-México se congratula, hace un llamado a la Cofetel a fin de que continúe con esta política de reconocimiento a los medios comunitarios e indígenas

AMARC pormenoriza que el reconocimiento de éstas radios no ha sido nada fácil muchos periodistas se han visto amenazados o muertos por diversos grupos de poder, por el simple hecho de orientar a la población sobre sus derechos y denunciar las injusticias, expuso AMARC.

Es el caso del asesinato registrado el 7 de abril de 2008, de las conductoras Felícitas Martínez y Teresa Bautista, dos indígenas triquis de la radio comunitaria “La Voz que Rompe el Silencio”, que defendían los derechos de las mujeres y la autonomía indígena.

A casi dos años de este suceso, no cesan las represiones y agresiones en contra de las y los conductores de emisoras indígenas.

Estas mismas denuncias han sido expuestas por periodistas indígenas del Congreso Nacional de Comunicación Indígena (CNCI).

En sus demandas, los comunicadores indígenas han reportado el desmantelamiento de sus emisoras como “La Rabiosa” en Huajuapan de León, Oaxaca, la agresión en Xochixtlahuaca, Guerrero a la radio “La Voz del Agua”, la destrucción de las estaciones radiales de Ocumicho y San Juan Nuevo, Michoacán, respectivamente.

También es permanente el hostigamiento contra reporteros indígenas.

“La Rabiosa” forma parte de la Red de Radios y TV Comunitarias Indígenas del Sureste de México, el mismo grupo a la que pertenece la Radio Triqui “La Voz que Rompe el Silencio” de San Juan Copala, cuyas locutoras Felicitas Martínez y Teresa Bautista fueron asesinadas apenas en abril del 2008.

El director general de “La Rabiosa” a su vez, coordinador de la Red de Radios Caracol en la región mixteca y triqui, Fredy Landa, abundó en torno al caso, manifestó que agentes PFP se presentaron en el municipio de Huajuapan de León para llevarse los equipos.

“Llegaron sin una orden, ni notificación, sólo nos dijeron que si nos oponíamos traerían al agente del Ministerio Público y se llevaron todo, transmisor, equipo de cómputo, antenas, todo el equipo, nos dejaron en cero”, relató.

Landa agregó, entonces, que este desmantelamiento se dio en vísperas del Encuentro de Radios Comunitarias y Libres, que se realizaría los días 30 y 31 de Agosto de 2008 en el municipio de Zaachila, en los Valles Centrales de Oaxaca, cuya radiodifusora obtuvo este 27 de enero del 2010, el permiso de transmisión de la Cofetel.

Si bien desde 1999 ha proliferado la aparición de radios comunitarias, la mayoría opera sin el permiso que exige el marco jurídico ya que el Estado mexicano se ha negado a dárselos o les pone condicionantes, a las cuales les resulta imposible acceder precisamente por su razón de comunitarias e incipientes, lo que a su vez las coloca en situación de vulnerabilidad.

De ahí la conformación del Grupo de Trabajo del Programa para el Ejercicio de los Derechos de los Pueblos Indígenas a Adquirir, Administrar y Operar Medios de Comunicación

El resultado del grupo es el Manual para el Trámite de Permisos de Radiodifusión Indígena, mismo que se presentó el 19 de mayo del 2009, en el Club de Periodistas de la Ciudad de México.

En el 2009 la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) determinó, que tal y como lo establecen las Leyes Federales de Telecomunicaciones y de Radio y Televisión desde 2006, la Cofetel es quien tiene la facultad de otorgar este tipo de permisos.

El resto de las autorizaciones de radiodifusión corresponden a 10 permisionarios que servirán a diferentes comunidades para cuestiones de interés social, entre ellas Plenitud de Vida, A.C., ubicada en Nayarit con la frecuencia 1280 AM.

No hay comentarios.: