¡Búscanos en las redes sociales!

Síguenos en Twitter.com/c_indigenas o como @c_indigenas.
Búscanos en Facebook como Corresponsales Indígenas y hazte fan

2 mar. 2009

Agoniza en Hidalgo producción de pulque

San Agustín Tlaxiaca, Hgo., (Reforma).- La industria del pulque va en picada en el estado de Hidalgo.

Productores locales aseguran que cada vez son menos los consumidores de esta ancestral bebida, a pesar de que es barata, natural y tiene "poderes afrodisiacos".

En las cantinas, dicen, los consumidores prefieren pagar una cerveza u otras bebidas alcohólicas, en vez que ésta, que cuesta entre 7 y 15 pesos el litro.

Carlos Hernández, vendedor de pulque en el mercado Primero de Mayo, afirma que los jóvenes de ahora no conocen la bebida y, cuando llegan a ingerirla, sólo lo hacen para verse exóticos o por moda.

"¡Ah!, y sólo (beben) curaditos de alguna fruta o semilla", abunda.

En los municipios del Altiplano, refiere, se han organizado ferias especiales para mejorar la venta del pulque, pero la falta de promoción ha ocasionado que la bebida venga a menos.

En la comunidad El Tepozán, de San Agustín Tlaxiaca, municipio ubicado a unos 20 minutos de la capital del estado, Francisco Bautista Jiménez tiene su tinacal.

Él es uno de los pocos productores de pulque que quedan en la región.

Mientras muestra su centro de trabajo, donde tiene algunos utensilios que utilizaban sus padres para hacer la bebida, como el cuero de una res, un acocote original y unas castañitas viejas, recuerda que hace 10 años había por lo menos cinco tinacales en la región, y hoy todos desaparecieron.

"Yo aquí sigo. Este fue el negocio de mi padre; él nos mantuvo de las ventas del pulque. Llegábamos a vender hasta 3 mil litros diarios; dábamos dos vueltas, en la mañana y al medio día, porque se vendía muy bien en Pachuca y Actopan", externa.

Al paso de los años, sus hermanos se fueron de migrantes otros se dedicaron a la construcción.

"Yo me quedé en el pueblo a cuidar y a continuar con la producción, aunque cada vez es más difícil, porque ya casi no se consume", lamenta.

Bautista Jiménez indica que una de las cosas que más le preocupan es la depredación del maguey, de cuya planta se extrae el agua miel o néctar que da paso a la producción del pulque.

"Esta planta cada vez es más escasa; vienen las bandas y se roban el mixiote y destruyen el maguey, pues lo mutilan, y prácticamente se muere, se seca", denunció.

Y es que, pese a que existe una ley estatal que promueve su protección, ninguna autoridad local o estatal vigila su cumplimiento.

En la época prehispánica, el Ixtac octli (licor blanco en náhuatl) estaba restringido a rituales, Los toltecas reservaban su consumo para los reyes, nobles y sacerdotes.

La bebida se produce de la fermentación del aguamiel, jugo extraído de raspar el corazón del maguey.

El estado de Hidalgo llegó a ser el principal productor del aguamiel y pulque que se consumía en el centro del país.

No hay comentarios.: