¡Búscanos en las redes sociales!

Síguenos en Twitter.com/c_indigenas o como @c_indigenas.
Búscanos en Facebook como Corresponsales Indígenas y hazte fan

5 feb. 2009

Indígenas de Nuevo México ya tomaban hace mil años algo parecido al Cola Cao

Los Ángeles, Estados Unidos (Europa Press).- El famoso Cola Cao podría no ser algo propio de nuestro tiempo. Una nueva investigación sugiere que los habitantes del Cañón del Chaco, en el estado de Nuevo México (EE.UU), ya bebían algo similar a este cacao líquido hace mil años durante sus rituales. A esta conclusión ha llegado un equipo de la Universidad de Nuevo México tras analizar cientos de fragmentos de vasijas y descubrir que contenían teobromina, un alcaloide presente en el cacao y en el chocolate.

Patricia L. Crown, directora del estudio y profesora de Antropología del centro de salud y nutrición W. Jeffrey Hurst, siempre se ha sentido fascinada por las vasijas de cerámica descubiertas en Pueblo Bonito, en el Parque Natural del Cañón del Chaco, tras las excavaciones de la Hyde Exploiring Expedition entre 1989 y 1899 y de la National Geographic Society Expedición de 1920 a 1927. Estas expediciones localizaron 200 vasijas, la mayoría de ellas en una colocadas en una misma habitación.

Los arqueólogos generalmente están de acuerdo en que estas vasijas fueron utilizadas para algún ritual, pero no coinciden en señalar en qué procedimiento concreto se emplearon. Para Crown, los mayas pudieron beber allí chocolate líquido. De hecho, algunos expertos ya han podido descrifras los glifos, signos grabados, de otros elementos similares en los que dejaban claro que eran contenedores de chocolate.

La prueba definitiva llegó tras varias excavaciones que, entre 2004 y 2007, realizaron varios estudiantes de posgrado en Pueblo Bonito, en el Parque Natural Cañón del Chaco. En ellas, localizaron miles de fragmentos de barro de los que Crown seleccionó los fragmentos que podrían pertenecer a jarras y vasijas. Según su estilo decorativo, los arqueólogos señalan que estas piezas podrían estar fechadas entre 1000 y 1125 años antes de Cristo.

Posteriormente, Crown envió este material al Hershey Center, donde encontraron que estos fragmentos contenían teobromina, un alcaloide presente en el cacao y en el chocolate, según recoge la investigación publicada en la revista de la National Academy of Antropology 'PNAS' y recogido por otr/press.

EVIDENCIA DEL COMERCIO

Este hallazgo podría ser la primera prueba concreta de que el pueblo de Cañón del Chaco o en cualquier lugar del suroeste de Estados Unidos comerciaba con semillas de cacao. En proyectos anteriores se había descubierto el comercio de los mayas mediante cobre o esqueletos de animales, pero el cacao nunca había sido probado en esta zona.

Sin embargo, todavía no está definido esta forma de comercio. En este sentido, Crwon explica que los antropólogos todavía no saben si la gente del Cañón del Chaco caminaba a Mesoamérica para intercambiar productos por el cacao, si los comerciantes del norte lo traían o si pasaba de mano en mano entre varios grupos de personas.

No hay comentarios.: