¡Búscanos en las redes sociales!

Síguenos en Twitter.com/c_indigenas o como @c_indigenas.
Búscanos en Facebook como Corresponsales Indígenas y hazte fan

27 ago. 2008

Maromeros indígenas se cuelan al Atayde

México, DF., (Excélsior).- Por primera vez, la pista del Circo Atayde Hermanos reunirá tres expresiones circenses diferentes entre sí: lo tradicional, lo contemporáneo y lo indígena.
Un grupo de maromeros de Santa Teresa, Xochiapa, Veracruz, debuta en la carpa con sus actos de origen ritual, que desde hace unos cinco años se presenta como espectáculo habitual en la Cumbre Tajín.

Mañana la docena de jóvenes veracruzanos compartirán el escenario de la Carpa Astros, en el Encuentro de Circo Joven, con artistas que se han interesado en las artes circenses, aunque no provengan de una familia de larga tradición en esta disciplina, así como con aquellos que forman parte de la temporada veraniega del Atayde.

“Ellos lo usaban para darle gracias al dios de la tierra por los cultivos de maíz, por el café, lo tomaban como eso. Sigue siendo ritual para nosotros, porque lo seguimos celebrando cada año ahí en nuestro municipio y sigue teniendo significado, pero no tanto prehispánico, sino cultural y tradicional”, cuenta Mario Humberto Revilla, coordinador del grupo.

El maromero empezó desde hace 10 años en esta actividad, inspirado por el ejemplo de su padre, quien ya cuenta con 76 años de edad.

Ahora, su encomienda es que las nuevas generaciones sigan con el aprendizaje de actos de equilibrismo en un alambre de acero y acrobacia en una cuerda a varios metros de altura, para no perder la tradición.

“Cuando te presentas, los niños que te van a ver se emocionan mucho y empiezan a hacer su alambre en el patio de su casa para seguir la tradición. Muchos lo ven como algo que no tiene que terminar ahí”, considera.

En la presentación que ellos hacen, explica, participa una banda filarmónica del pueblo, que va marcando los compases en los cuales los acróbatas indígenas tienen que brincar sobre el alambre de acero o realizar las suertes colgados de la cuerda sin protección.

Pero, para su debut en el Atayde, sólo traen una trompeta, una tambora y un “redoblante”, para que no se pierda el ritmo en el que van a saltar.

No hay comentarios.: